Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

No logran convencer

TIEMPO DE NEGOCIOS

Por: Darío Celis Estrada

El presidente necesita un amigo que le diga la verdad. Y es que sólo la fanfarronada de José María Riobóo al descalificar el dictamen de la consultora Mitre puede costarle al país cuatro mil millones de dólares.

Adicionales a los tres mil millones ya perdidos y que son irrecuperables, además de bajas calificaciones crediticias para Pemex y CFE y encarecimiento del dinero para proyectos de inversión.

¿Exceso de confianza? Cuando se anunció que la consulta había decidido la cancelación del aeropuerto en Texcoco, el nuevo presidente desestimó los daños que esto podría causarle al país.

Se estimó que con hablar con los principales contratistas el asunto se arreglaría, pero se olvidó que ellos son sólo los que construyen y que tan pueden construir en un lado como en otro.

El problema real, el que ya está en curso desde el domingo pasado, es con los tenedores de bonos de inversión extranjeros, quienes apostaron al proyecto seis mil millones de dólares.

Lo hicieron con la promesa de obtener rendimientos con una bolsa financiera compuesta por la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA) de los próximos 20 años, la cual sería creciente.

Incremental de acuerdo a las proyecciones de la demanda de diversos organismos internacionales, como la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) y las armadoras de aviones, entre otros.

Esto implicaba que en el momento en que se abriera Texcoco el incremento de TUA sería mucho más robusto, ya que habría más pasajeros, a una tasa anual de crecimiento mínima de 5%.

Eso era lo que la IATA calculaba para la región de América Latina, pero podría ser más para Texcoco por la disponibilidad de más slots para que las aerolíneas pudieran hacer planes a sus anchas.

Al querer cambiar Texcoco por Toluca y Santa Lucía, el equipo de Javier Jiménez Espriú le está queriendo canjear oro por espejitos a los inversionistas, pero ellos no son tontos.

Por eso Moody’s evitó subirle a México la calificación crediticia y explicó que la recompra de mil 800 millones de dólares de los bonos en poder de inversionistas es apenas un inicio de negociación.

Cierto, se reduce la deuda, pero ni se calma a los bondholders ni se garantiza el pago con el premio prometido porque el nuevo gobierno no puede asegurar que la bolsa del TUA crecerá y menos a qué tasa.

Alguien debe explicar a los actuales funcionarios que los inversionistas calculan los rendimientos de acuerdo a las proyecciones de demanda y la capacidad real de cumplirla.

Toluca tiene el problema de que, aun cuando supuestamente tiene capacidad para ocho millones de pasajeros, su operación le resulta muy cara a las entonces nacientes aerolíneas de bajo costo.

Por ello se subsidió la operación, hace ocho años, de Interjet de Miguel Alemán, Volaris entonces de Pedro Aspe y VivaAerobús de Roberto Alcántara. Pero solo alcanzaron cuatro millones de pasajeros.

Además, no son muchos los pasajeros que eligen esta opción por la falta de infraestructura de transporte. El caso con Santa Lucía, cuyo proyecto quedó a cargo de Sergio Samaniego, es todavía peor.

Al descalificar a Mitre como interlocutor, se quedaron sin la única garantía de viabilidad que podría convencer a los inversionistas de que algún día habrá suficientes recursos derivados de la TUA.

Les urge un amigo que los oriente.

IPADE DESTACA
El IPADE Business School, que dirige Rafael Gómez Nava, fue reconocido nuevamente como una de las mejores escuelas de negocios de acuerdo al listado Top 25 Americas Business School. Según la revista británica Financial Times, en el que figura en el sitio 17 del continente y es la única escuela de negocios mexicana en dicho listado. En 2017 fue la primera ocasión en la que tal publicación realizó una clasificación de escuelas que no se encuentran en el continente europeo. Se basó en la calidad de sus programas y en el comportamiento que éstas tuvieron en los diferentes rankings publicados a lo largo del año, como el Ranking Executive Education Programmes (programas personalizados de educación ejecutiva), donde este año el IPADE ocupó la posición 17 global entre 102 instituciones. Asimismo, ocupa el lugar 47 general de la lista de programas de Alta Dirección. Este año, tres escuelas estadounidenses lideran el Top 25 Americas Business School: Wharton, de la Universidad de Pennsylvania; Sloan, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, y el Columbia Business School.

CRECE JAC
La armadora mexicana Giant Motors Latinoamérica (GML) presentó para México su nueva pickup JAC Frison T6, con la cual suma un total de cinco modelos de la marca que ensambla desde su planta en Ciudad Sahagún, Hidalgo, y comercializa a nivel nacional. Elías Massri, presidente de GML dice que han logrado la circulación de cinco mil unidades desde su inicio en 2017 y calcula para 2019 un crecimiento entre 60 y 65% vía el lanzamiento de nuevos modelos y la apertura de más JAC Stores a lo largo del país. JAC ha tenido una muy buena aceptación en nuestro país, razón suficiente para seguir apostando a nuevos modelos enfocados en el mercado mexicano y las necesidades locales. Por ello están en análisis y realización de pruebas de un vehículo tipo mini van.