Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

No se vale...

NUESTRA OPINIÓN CULIACÁN
Avatar del

Por: EL DEBATE

Desde hace tiempo cada vez es más común que en la ciudad se aprecien terrenos baldíos en los que alguna vez hubo alguna edificación. Los dueños se fueron a vivir a otro lado o se cansaron de invertir en un inmueble que ya no daba para más.

Ahora, ese problema se está dando en los terrenos que fueron peleados por familias que reclamaban a las autoridades un lugar para poder construir una vivienda para vivir de manera digna.

Como ya es sabido, algunas de esas personas se manifiestan y pelean un pedazo de tierra de manera honesta, porque quieren hacerse de un patrimonio para tener mejores condiciones de vida, pero hay otras que solo buscan hacerse de un bien de manera gratuita o a muy bajo costo.

Tal es el caso de la colonia Bicentenario, la cual se formó tras varias manifestaciones y plantones afuera del Ayuntamiento por parte de un grupo de ciudadanos que exigían un terreno.

El gobierno municipal llegó a un acuerdo con los manifestantes a los que no solo dotó de un predio, ya que también les consiguieron apoyos para iniciar la construcción de sus viviendas.

Al día de hoy, 89 de los lotes otorgados lucen en total abandono, ya que fueron solicitados por personas que en realidad no los necesitaban.

Gabriel Ballardo, director del Instituto Municipal de la Vivienda, manifestó que, para colmo, en el mismo asentamiento hay personas cuyas casas son de cartón y de momento no pueden acceder a algo mejor.

Otra situación que se vive en el municipio es la migración de habitantes de otras zonas a causa de la violencia.

Los pocos recursos económicos con los que cuentan los orillan a vivir en la marginación, mientras otros mantienen acaparados terrenos que bien podrían utilizar.