Selecciona tu región
Opinión

Nueva ley para combatir la apropiación indebida del patrimonio cultural de los pueblos indígenas

DESDE NUESTROS DERECHOS

Por Armando Salazar

-
audima

El derecho a la identidad cultural es un derecho fundamental para los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas. La “Corte Interamericana de los Derechos Humanos” (CoIDH), en el “Caso de la Comunidad indígena Yakye Axa contra Paraguay” (2005), señaló que el derecho a la identidad cultural se manifiesta en la protección del contenido de diferentes derechos, como la salud; la protección a la honra y dignidad; la libertad de conciencia y religión; la libertad de pensamiento y expresión; la libertad de reunión y asociación; la protección de la familia; la propiedad privada; la libre determinación y autonomía; entre otros.

Para las personas que integran una comunidad indígena, su “identidad cultural” forma parte de su derecho a la vida, de ser, de estar en el mundo, le da sentido de pertenencia y lo distingue de otras colectividades. Por ejemplo, a través del “derecho a la identidad cultural” se reconoce el derecho de utilizar sus propias medicinas y prácticas de salud tradicionales; a llevar a cabo sus ceremonias, tradiciones y costumbres espirituales o religiosas; hacer uso de su vestimenta y expresiones artísticas; preservar su propio lenguaje y usarlo; el derecho al uso y goce de sus bienes, tanto materiales como inmateriales; sus formas de organización; así como sus sistemas normativos, procedimientos y formas de solución de controversias.

De acuerdo con la CoIDH, el derecho a la “identidad cultural” tutela la libertad de las personas de identificarse y participar del estilo de vida vinculado con la cultura a la que pertenece, a participar en el desarrollo de las misma; pero también es un derecho que protege los rasgos distintivos que caracterizan a un grupo social, sus formas de expresión, considerando sus tradiciones, su evolución.

Históricamente, la débil protección de nuestro sistema jurídico permitió el despojo de territorios de muchos pueblos indígenas, el grave deterioro de sus condiciones de vida, así como la apropiación de su “patrimonio cultural”. De hecho, durante los últimos años, grandes marcas de ropa fueron denunciadas por apropiarse de diferentes diseños y elementos culturales que pertenecen a distintas comunidades indígenas, sin su consentimiento. Parecía una práctica habitual que éstas empresas usarán bordados y diseños (que correspondían a comunidades indígenas), para comercializar nuevos productos, sin su permiso, y sin ninguna retribución a sus legítimos titulares.

Ante la apropiación indebida de la propiedad intelectual de los pueblos y comunidades indígenas como afromexicanas, el pasado lunes se publicó en el Diario Oficial de la Federación la “Ley Federal de Protección del Patrimonio Cultural de los Pueblos y Comunidades Indígenas y Afroamericanas”, que tiene por objeto reconocer y garantizar la protección, salvaguarda y el desarrollo del patrimonio cultural y la propiedad intelectual colectiva de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas.

La nueva legislación reconoce el derecho de propiedad de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas sobre los elementos que conforman su patrimonio cultural, sus conocimientos y expresiones culturales tradicionales, así como la propiedad intelectual colectiva respecto de dicho patrimonio.

Se considera “patrimonio cultural”, al conjunto de bienes materiales e inmateriales que comprenden las lenguas, conocimientos, objetos y todos los elementos que constituyan las culturas y los territorios de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, que les dan sentido de comunidad con una identidad propia y que son percibidos por otros como característicos, a los que tienen el pleno derecho de propiedad, acceso, participación, práctica y disfrute de manera activa y creativa.

Ninguna persona puede apropiarse indebidamente de su patrimonio cultural, y sus expresiones, como arquitectura, tejidos, bordados, diseños, u obras. De acuerdo con la nueva ley, la apropiación indebida: “es la acción de una persona física o moral nacional o extranjera, por medio de la cual se apropia para sí o para un tercero, de uno o más elementos del patrimonio cultural, sin la autorización del pueblo o comunidad indígena o afromexicana que deba darlo conforme a lo establecido en la propia ley”.

En caso de que no se respeten las normas de protección y preservación del patrimonio de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, también se establecen “sanciones por la apropiación indebida y el uso, aprovechamiento, comercialización o reproducción, del patrimonio cultural, conocimientos y expresiones culturales tradicionales de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, según corresponda, cuando no exista el consentimiento libre, previo e informado de dichos pueblos y comunidades o se vulnere su patrimonio cultural”.

Ante el aprovechamiento y utilización indebida de su patrimonio cultural, a través de la venta de productos comerciales sin autorización, se podrán ejecutar medidas como el retiro de la circulación, venta, exposición pública o puesta a disposición en medios electrónicos, de los bienes denunciados; prohibición de su venta; aseguramiento de los mismos; suspensión de actividades o clausura; como la reparación del daño.

Leer más: Seres humanos ¿nos salvamos?

Ahora los pueblos o comunidades indígenas, como afromexicanas, tendrán la adecuada protección de su patrimonio cultural, así como el derecho de autorizar a otras personas el uso, aprovechamiento o comercialización de aquellos elementos que formen parte de su patrimonio cultural, para que puedan disfrutar de los beneficios económicos (o de cualquier otra índole), de su explotación.

Síguenos en
Más sobre este tema

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Debes ingresar un E-mail valido. Ha sucedido un error en la suscripcion.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones

Últimas noticias