Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Nueva opción en el ingenio

LOS MOCHIS

El gobernador Mario López Valdez inició un nuevo intento de solución del añejo conflicto del Ingenio Los Mochis que está endeudado con los trabajadores, productores, jubilados, transportistas y otros acreedores.

Ficticia o no, la quiebra, producto de la mala administración o no, por razones de mercado o no, los sectores de la sociedad ahomense padecen la falta de vitalidad de la empresa, símbolo de la identidad de la ciudad.

Quiérase o no, la sombra de quiebra ronda sobre la factoría porque en las condiciones en que se encuentra es muy difícil que sobreviva.

A unos días de que inicie la zafra azucarera, no es suficiente los pagos a cuentagotas de los salarios para calmar la inconformidad de los trabajadores, quienes ya en repetidas ocasiones han salido a la calle a protestar e, incluso, a parar labores.

Una empresa, como es el caso de esta, no puede salir adelante con un clima de inestabilidad.

El gobernador Mario López Valdez está operando de nueva cuenta el rescate de la industria porque no quiere llevar en sus hombros el peso de que en su sexenio cerró la empresa histórica de la ciudad, con la terrible consecuencia de que miles pierdan su fuente de ingreso.

El apoyo que le ha brindado a los socios que tienen el control de la factoría, Alejandro Elizondo y Rodolfo de la Vega, no ha dado los resultados esperados, por lo que ahora López Valdez busca rescatar la industria en base a la propuesta que presentó el socio relegado Luis Puente Pérez.

Sin embargo, el gobernador no reveló el contenido de la propuesta de Puente, a la que le dio el aval, de acuerdo con lo que expresó ayer.

Con las nuevas acciones, el gobernador Malova echa abajo las sospechas de que tras bambalinas había algún interés de negocio con Alejandro Elizondo, a quien sí apoyó en su momento pero ante las circustancias se ve obligado a buscar otras alternativas.

Así, lo importante es que el Ejecutivo estatal prioriza la sobrevivencia de la industria azucarera por el beneficio social que genera sobre los intereses personales o de amistad.