Opinión

Nuevos mandos en futbol

MI PUNTO DE VISTA

Por: Luis Alfonso Félix

La Asociación de Futbolistas Organizados del Estado de Sinaloa —nombre rimbombante, cuando antes sólo habría que llamarla Asociación Estatal de Futbol—, tiene nueva mesa directiva. El popular "Larry", Carlos Lara Cebreros, toma los bártulos de un organismo que por la diferencia de votos que decidió al ganador y el número de personas que no pudieron emitir su sufragio, da la impresión de que está quebrantada y algunas ligas fuera del punto legal.

No representa nada nuevo que muchos comités y circuitos no estén legalmente constituidos, pues ha sido un problema recurrente no sólo del balompié, sino de otras disciplinas más, como el boxeo y beisbol, nada más por citar dos ejemplos.

En la elección del nuevo consejo directivo del boxeo me tocó participar como miembro de la Comisión Reorganizadora, y porque conocí a fondo la problemática que existía, y la negligencia de quienes están al frente de muchos de esos comités, es porque puedo hablar con los pelos en la mano de que había una desorganización total.

El beisbol adolece de lo mismo. Esa fue la principal causa de posponer la asamblea de elección donde finalmente fue un solo candidato quien se registró; me refiero a otro popular, el "Güero" Fernando Hernández.

Pero bueno; quiero suponer que por resultar —y vuelvo a lo popular— un deporte de mayor penetración y masas en Sinaloa, el futbol debía estar desenvolviéndose con toda la normalidad. Pero ya vimos que no fue así.

Para elegir finalmente al "Larry", tuvieron derecho a votar 33 personas, mientras que 45 se quedaron como el chinito, "nomás milando". Y no sólo eso; excluidos de la asamblea, cuando se suponía que tenían al menos derecho a voz.

Diferencia. Lara ganó por un voto, es decir, 17 contra 16. Esto quiere decir que, una, las fuerzas estaban muy parejas, o existe una marcada división. Claro que no necesariamente tiene que existir una situación de esa índole para pensar de esa manera.

Tanto el "Larry" como su oponente Víctor Verdugo hicieron la tarea, se dedicaron a convencer a los votantes con propuestas interesantes y ganó quien mejor convenció a los dirigentes del balompié.

Sin embargo, no deja de llamarme la atención la escasa participación de representantes de ligas de otros municipios, aunque muchos sabemos que el balompié sufrió heridas años atrás que quizás no han cicatrizado.

En el norte del estado, por ejemplo, muchos comentarios he escuchado de no estar muy contentos con la asociación.

Para esta votación, por ejemplo, más del 50 por ciento de quienes ejercieron el sufragio eran de Culiacán. Cuéntelos usted: siete de la Liga Prodem que dirige el propio "Larry"; cinco de la Liga Culiacán y seis de las Ligas Municipales de la capital del estado. El resto fueron cinco de Ahome, cuatro de Mazatlán, tres de Guasave, dos de Elota y uno de Navolato.

¿Y el resto de los municipios?, ¿habrán estado ellos entre los que no dejaron ni siquiera escuchar la asamblea?.

Si en realidad la ausencia de aquellos municipios obedeció a que sus documentos no están en regla, Carlos Lara tiene desde ya una importante tarea que atender sin distinción alguna.

¿No creen?.

Mientras tanto, mis felicitaciones para Salvador Hernández, que durante ocho años estuvo tomando el toro por los cuernos. No es fácil.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo ÉL sabe si podré hacerlo de nuevo.