Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Oaxaca: crimen de Estado

ITINERARIO POLÍTICO

El mayor crimen que se puede cometer contra una sociedad es condenar a sus ciudadanos a una educación deficiente o inexistente. Y el mayor crimen que se puede cometer contra los niños y los jóvenes es negarles la educación a la que todos tienen derecho.

Pero el problema podría ser mayor si la deficiencia educativa es estimulada por las propias instituciones del Estado, sea el gobierno federal, sean los gobiernos estatales o los municipales. Pero el asunto sería un verdadero escándalo si un gobernador como el de Oaxaca —Gabino Cué, que se dice de izquierda y que fue candidato de las izquierdas—, decidiera negociar y pactar el fracaso educativo del estado que gobierna, con un grupo mafioso como la CNTE.

Y, en efecto, parece que todo eso es lo que pudiera estar pasando en Oaxaca, en donde no sería descabellado señalar que asistimos a un crimen de Estado; el crimen que estaría cometiendo el gobernador Gabino Cué quien —en su carácter de gobernador constitucional del estado de Oaxaca—, pactó con la CNTE que en esa entidad no se aplicará la nueva reforma constitucional en materia educativa y sus leyes reglamentarias.

Y resultaría un crimen el pacto entre Gabino y la CNTE —para que en Oaxaca no se aplique la reforma educativa—, porque en las últimas tres décadas la educación que imparte de la CNTE en Oaxaca ha sido un fracaso criminal. Más aún, gracias a la mafia de la CNTE, hoy la educación en Oaxaca reporta los peores niveles educativos del país, los mayores niveles de deserción, el más bajo aprovechamiento escolar, además de que en la entidad se viven los más bajo índices de marginación. En ese clima, el futuro de los niños y los jóvenes está cancelado y millones de oaxaqueños están condenados a seguir en la postración.

Por eso las preguntas. ¿Cómo es posible que el gobernador del estado en donde se reportan los peores niveles educativos del país, no sólo se oponga a la reforma educativa federal sino que avale un convenio para que los criminales de la educación en Oaxaca —los mafiosos de la CNTE—, sigan cometiendo el crimen de dejar sin educación elemental y de estándares aceptables a millones de niños? ¿Cómo es posible que el gobernador Gabino Cué, que juró respetar y hacer respetar la Constitución, firme un convenio con la CNTE en el que Gabino Cue se compromete a no respetar la reforma constitucional en materia educativa, sino a violarla de manera sistémica?

Pero además, al promover una ley educativa estatal —que suplirá la reforma constitucional en materia educativa y sus leyes reglamentarias—, el gobernador de Oaxaca también violenta el postulado Constitución que establece que la política educativa en todo el país es responsabilidad federal. ¿De dónde sale la idea de crear una ley educativa a modo, exclusiva para Oaxaca? Más aún, a la sistemática violación constitucional en materia educativa que está promoviendo el gobernador Gabino Cué y el líder de la CNTE, Rubén Núñez, se suma el presidente del Congreso local de Oaxaca, Jesús López, diputado del PRD.

Y frente al crimen de Estado que se intenta en Oaxaca con el aval del gobernador Gabino Cué, vale preguntar. ¿Dónde está la dirigencia del PRD que postuló a Gabino al gobierno de Oaxaca, que postuló al líder del Congreso local? ¿Dónde están los senadores del PRD, del PAN y del PRI, que ante una violación sistemática de la Constitución por parte del gobernador de Oaxaca pudieran procesar la desaparición de poderes y el despido de Cue? ¿Dónde está el titular de Educación, Emilio Chuayffet, ante ese crimen de Estado? ¿A nadie le importa ese crimen de Estado?

Lo curioso del caso es que el gobernador Gabino Cué pactó la violación a las reformas constitucionales en materia educativa y sus leyes reglamentarias, horas antes de que se cumpla el plazo que dicta la Ley del Servicio Profesional Docente para armonizar las leyes educativas federales con las locales. Y ese plazo vende hoy, 12 de marzo.

Y seguramente no pasará nada, porque no es novedad que Gabino Cué no gobierna Oaxaca. Todos saben que Gabino Cué es rehén de la CNTE y que está al servicio de ese grupo mafioso. Al tiempo.

EN EL CAMINO

Y otro escándalo de las llamadas izquierdas apareció ayer cuando se dio a conocer que la Línea 12 del Metro es un cochinero de irregularidades y transas. ¿Y la responsabilidad de Marcelo Ebrard? Claro, el exjefe de gobierno dice que él nada tiene qué ver, que fueron otros. ¿Qué tal con el mejor alcalde del mundo? ¿Se le cayó la dirigencia del PRD? ¿Se le cayó el 2018?

www.ricardoaleman.com.mx twitter: @ricardoalemanmx