Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Obispo sinaloense, hacia la santidad

Esta semblanza fue escrita por la hermana Dioseline Rodríguez, catequista guadalupana. Los sinaloenses tenemos que estar orgullosos y ayudar a que llegue a los altares.

Continuamos en espera de que el venerable Mons. Echavarría y Aguirre llegue a ser elevado a los altares. Nació en Bacubirito, Sinaloa, el 6 de julio de 1858. Fue ordenado sacerdote el 28 de octubre de 1886 de manos del Mons. Jesús María Uriarte y Pérez, primer obispo de Sinaloa.

Hizo sus servicios pastorales en el seminario, siendo ecónomo, prefecto, catedrático y rector, cura y vicario foráneo de la parroquia de El Fuerte. Es nombrado cura de la parroquia del Sagrado Corazón en Culiacán. Estuvo en Catedral. Fundó el orfanato de la Purísima y desempeñó el cargo de secretario de la Mitra. El 16 de diciembre de 1904, su santidad Pío X expide la bula Dilecto Filio Jesús María Echavarría, nombrando a Jesús María tercer obispo de la diócesis de Saltillo, y es consagrado obispo el 12 de febrero de 1905 en la Catedral de Aguascalientes. Siendo obispo, nos refleja su ardiente celo apostólico al contemplar sus grandes obras, como la fundación del Seminario de Saltillo, las escuelas hogar y el Instituto de Hermanas Catequistas Guadalupanas, entre otras. ¿Qué pasos sigue la Iglesia para reconocer públicamente la santidad de una persona

Cuando muere, se distingue por su vida edificante y se extiende su fama de santidad. Jesús María Echavarría murió el 5 de abril de 1954. Se hizo una petición formal y justificada al obispo para que se inicie el proceso según los cauces establecidos.

El 2 de marzo de 1984, las Hnas. Guadalupanas de Saltillo solicitaron a monseñor Francisco Villalobos, obispo de Saltillo, la autorización para solicitar el proceso de canonización. Concluido el proceso de estudios y recogida de pruebas y documentos, se envió todo a Roma para proceder al examen detallado.

Se clausuró el proceso sobre Jesús María el 19 de agosto de 1995. El título de venerable, que ya recibe el siervo de Dios, se otorga cuando se demuestra que ha practicado las virtudes en grado heroico y que goza de fama de santidad; el Papa Francisco lo nombró venerable en el año 2014. Bueno, esto es un principio de quien fue don Jesús María.

Aquí en Culiacán tiene muchos familiares, ya han estado en Saltillo invitados por la autoridades eclesiásticas, ya ha habido reuniones y mucha alegría porque puede ser el primer santo sinaloense. El camino es largo, pero todo va caminando. Jesús María, intercede por tu pueblo y por nosotros.