Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Objetivo cerca

MI PUNTO DE VISTA

Hace una semana parecía imposible que Sinaloa rebasara las 40 medallas. Ahora no solamente se ha logrado alcanzar esa meta, sino que está muy cerca del objetivo y sueño de las autoridades del deporte: estar en el "top ten".

La presea dorada que el Karate agregó ayer martes por conducto de los hermanos Ismael e Israel Beltrán junto con Manuel Angulo, reviven las esperanzas de escalar ese décimo casillero que el gobernador Mario López Valdez ha pedido en la Olimpiada Nacional.

Son 41 medallas de Oro, el mismo número conquistado el año pasado, y todavía con algunas posibilidades de superarlo.

Al menos por el momento estamos a dos metales dorados de alcanzar a quien todavía hasta ayer por la tarde-noche ostentaba el décimo sitio, Veracruz, que con todo y haber sido anfitrión del certamen en algunas disciplinas, no supo sacar provecho.

Coahuila compartía ese casillero con los jarochos, ambos con 43 medallas.

En las disciplinas que restaban se suponía que Veracruz y Coahuila no son fuertes. Me refiero al Karate y la Halterofilia, este último deporte con el que se cierra el certamen del 2014 en Guadalajara del 9 al 3 de este mes.

Según los pronósticos, las medallas 42 y 43 podrían caer hoy miércoles con el experimentado César Sánchez, considerado gran favorito en Kata individual de la categoría Juvenil Superior, y con su hermano Pascual Sánchez y Kevin Saúl Álvarez, que harán mancuerna en Kata por equipos.

Si ambos consiguen ese objetivo, no tengo la menor duda de que la Halterofilia podría consolidar el décimo puesto tan largamente anhelado.

Pensar en un noveno es más difícil que hacer gárgaras boca abajo. Chihuahua llegó ayer a las 50 medallas doradas, que seguramente podrían ser el objetivo para Sinaloa el año próximo.

Sin embargo, no hay que descartarlas, si es que nuestros pesistas confirman que son favoritos para darse un baño de preseas.

Trabajo. En repetidas ocasiones he señalado en este mismo espacio que colocarnos a la altura de Jalisco, Baja California, Nuevo León, Estado de México y Sonora, no es una utopía.

Mientras que el Gobierno del Estado le siga apostando al deporte y destine presupuestos sin precedentes como los que Malova le aplicó este año, estamos muy cerca de esa meta. No quiero decir que en desbancar a Jalisco, Nuevo León y Baja California, pero sí en dar más pasos.

¿Qué hace falta?

Primero que nada impulsar aquellas disciplinas en las que no competimos. Sí, porque usted sabrá que vamos con la mitad de deportes con los que compiten los arriba citados, y por obvias razones, con un 50 por ciento menos en cuanto a número de sus delegaciones.

La contratación de entrenadores con los conocimientos suficientes, pero todo con proyectos sustentados se puede cristalizar.

Insisto: paso a pasito se podría hacer realidad.

Por vía de mientras, el Centro de Alto Rendimiento de Boxeo (CARB) justifica su nacimiento, al convertirse en la tercera mejor disciplina con sus 20 medallas. Y como el CARB vienen otros proyectos.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo Él sabe si podré hacerlo de nuevo.