Opinión

Obras sin terminar

LOS MOCHIS

Por: Redacción

Un total de 12 obras se encuentran sin terminar en El Fuerte pese a que la anterior administración ejerció los recursos económicos de los programas diseñados para tal fin.

Así, los trabajos están congelados, suspendidos, y todo hace indicar que seguirán en esa condición porque ya no habrá recursos cuando menos de los programas establecidos para ello, ya que no se pueden ejercer dinero dos veces para una misma obra.

El alcalde de El Fuerte, Marco Vinicio Galaviz Serrano, reveló ayer la cantidad de obras que están sin concluir por los malos manejos de los recursos que se dieron en la ejecución de las obras en la pasada administración de Eleazar Rubio Ayala.

Por eso, Galaviz Serrano interpuso las querellas en la Procuraduría General de Justicia del Estado, en donde las investigaciones están en su etapa inicial.

El clamor generalizado de los fortenses es que se castigue a los responsables de los desfalcos. Lo menos que esperan es que regresen lo que se llevaron.

De hecho, las dos cuentas públicas de 2013 fueron suspendidas por el Congreso del Estado por las múltiples irregularidades en el manejo de las finanzas públicas.

Pero esa fue la constante en los tres años de la administración de Eleazar Rubio, cuyos colaboradores ahora salen con que son una "blancas palomitas".

¿Y cómo explican que se hayan ejercidos los recursos para pavimentar la calle principal de Constancia y esta haya quedado inconclusa?. Eso sólo por mencionar un caso.

Sin embargo, el alcalde fortense ha jugado un papel titubeante. En principio, tardó meses en interponer las denuncias penales con el fin de mediatizar el quebranto.

Luego operó en forma pésima el cese de Bernardo Ruelas como gerente de la Junta de Agua Potable de El Fuerte, quien había demandado ante el MP por fraude a los exfuncionarios de la dependencia.

Además, Galaviz expresó que la suspensión de las cuentas públicas no detenía el desarrollo de El Fuerte. ¿Y el hecho de que las 12 obras estén paralizadas como se le puede llamar?.

Pese a lo ocurrido en el trienio pasado, la obligación de la actual administración es sacar adelante las obras empezadas y las que sean necesarias para mejorar las condiciones de vida de los fortenses, quienes no quieren pretextos.