Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Oceanografía le pasó de noche a ex de la SFP, Morgan Ríos

EN EL BLANCO

Huele mal. Quienes pensaron que el caso Oceanografía está muy lejos de Sinaloa se equivocan. Y los panistas sinaloenses, no todos por fortuna, están preocupados porque saben que el escándalo podría salpicarlos.

Con el arraigo aplicado al Director General de Oceanografía, el sinaloense Amado Yáñez Osuna, pudiera destaparse en el estado una verdadera caja de pandora.

En las triquiñuelas detectadas por el gobierno peñanietista, hay quienes se preguntan cómo la Secretaría de la Función Pública no se dio cuenta de las grandes transas que se estaban cometiendo. Y precisamente en esa secretaría, en el sexenio calderonista, estuvo al frente ni más ni menos que uno de los iconos del panismo sinaloense, Rafael Morgan Ríos.

El señor que desde su cargo se erigió en una especie de fiscal de hierro que criticaba duramente a las administraciones estatales sinaloenses.

Que exigía transparencia. Que demandaba que se aplicara todo el rigor de la Ley a quienes desde su punto de vista se valieron de sus cargos en el estado. Ahora resulta que no se dio cuenta del boquetote económico que Oceanografía le provocó a Pemex. Que se violaron procedimientos. Que cientos de millones de dólares corrían como ríos en esas transas. Don Rafael ni se inmutó.

O no se dio por enterado o por lo menos hubo omisión. Tan grave una como la otra. Yáñez Osuna como lo dimos a conocer en otra entrega, sus orígenes están en el poblado de La Noria. Si bien desde muy joven se fue a México, acá hay lazos familiares cercanos a este señor. Además la empresa Oceanografía tiene que ver en la concesión para el manejo de la basura que otorgó otro panista en Ahome, el exalcalde Zenen Xochihua. Y podría haber más casos. Es cuestión de rascarle un poco.

Preocupación. La Semana Santa está a la vista. Y el cambio en mandos policiacos en Mazatlán le ha metido mucho ruido a empresarios y comerciantes que ven con preocupación lo que pueda suceder en los días por venir en materia de seguridad.

La salida del Secretario de Seguridad Pública en Mazatlán Pablo Andrés Hernández, cuando se supone la inseguridad estaba siendo superada y se realizaban preparativos para los operativos de seguridad en Semana Santa, tiene a muchos hondamente preocupados. Y habrá más cambios en la corporación policiaca.

Porque el nuevo titular de Seguridad, Juan Antonio Murillo, trae su propio equipo. Esperemos que ahora sí, el estado le avise con tiempo al alcalde Carlos Felton que habrá cambios en la policía municipal. Ya no pedimos que sea el alcalde quien decida. Porque ya quedó claro que él no manda en la policía.

Ejercicio interesante. En Culiacán el alcalde Sergio Torres le aportará un cambio total a las sesiones de cabildo. A partir de hoy abrirán las sesiones para la participación de la sociedad. Y también brincarán a la transmisión por internet y televisión de las sesiones.

Bien por el joven alcalde de Culiacán. Haber cuando pasa aquí en Mazatlán. Habrá que ver cómo arranca el programa y los ajustes que sobre el camino se hagan.

Peligro en playas y albercas. La Secretaría de turismo ya lo sabe. Las autoridades de seguridad también. Y si no se toman medidas inmediatas, la Semana Santa que viene se podría convertir en una verdadera pesadilla. Y es que en las playas de Mazatlán faltan salvavidas.

En la mayoría de las albercas no se cuenta con vigilancia. Y si damos crédito a lo que aseguran los hoteles sobre las reservaciones para Semana Santa, entonces Mazatlán estará a reventar. Y los problemas de seguridad también podrían reventar a muchos. Más vale que se tomen medidas...Y pronto.

fernando.zepeda@debate.com.mx