Opinión

Odile daña a pescadores

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

Por: Redacción

Los efectos negativos ocasionados por los fuertes vientos y nubarrones generados por el remanente del huracán Odile pusieron en alerta a toda la población y al gobierno sinaloense, quienes atendieron el llamado de emergencia para estar en alerta de los imprevistos que pudieran afectar a la población.

Colonias inundadas, puentes en riesgo y otros puntos débiles en distintas áreas de la geografía sinaloense se registraron pese a la poca lluvia, esto debido a las atenciones tomadas en tiempo por los grupos de ayuda, quienes con sus acciones evidenciaron la coordinación que se tiene en estas acciones operativas de los cuerpos de servicios. Pese a registrarse una baja de la intensidad del huracán que llegó a ser categoría 4, sigue siendo clara, por lo cual la alerta se mantiene para Sinaloa en naranja.

Si bien es cierto que en la valoración de los daños al final del día no son alarmantes en cuanto al número de damnificados, pérdidas humanas y materiales, la realidad es que el sector más afectado son los pescadores, quienes primero, ante la presencia de Norbert, y luego de Odile, los obligaron a guardar sus artes de pesca y con ello las esperanzas de ir tras la zafra camaronera. La alerta de salida de altamar llegó a tiempo, lo que permitió que ninguno de los pescadores se viera afectado por enfrentar la furia del agua que era abatida por el fuerte aire y la gran cantidad de lluvia. Ahora lo que queda para los hombres del mar, los grandes perdedores hasta el momento, es la espera a que el Sol salga con mayor intensidad y con ello se permita salir tras el preciado camarón, el cual consideran pudiera generar un buen precio y producción. Mientras en tierra viene la recuperación y reparación de daños y los esfuerzos se dividirán en la suma de apoyos para los afectados de Baja California Sur.