Opinión

Ojo Indiscreto

Broncón en la UAIM

Por  Tomás Chávez

Aunque en la conferencia de prensa ayer por la mañana la rectora de la UAIM, Guadalupe Ibarra Ceceña, intentó mostrarse tranquila, era evidente que estaba sumamente preocupada, y no es para menos, aunque descalificó el punto de acuerdo del Congreso del Estado en el que se pide que sea destituida, la verdad es que está metida en un verdadero broncón producto de la confrontación que se libra por el control de la universidad.

“Ni el gobernador me puede destituir, y el Congreso del Estado no tiene facultades para destituirme”, declara en tono retador, una vez repuesta del shock de la noticia que se había difundido profusamente el jueves por la tarde-noche. “No me quita el sueño”. Defiende que la universidad es autónoma, se rige por la ley orgánica aprobada con votación unánime de los diputados el año pasado en la que también se acordó que culminaría su rectorado hasta 2021.

Califica que la diputada de Morena Beatriz Adriana Zárate, que hizo la acusación y presentó el punto de acuerdo, lo hizo sin estar bien informada, aún más con perversión, porque a principios de semana lo iban a plantear en el Congreso, pero al no haber ninguna denuncia penal manipularon un grupo y a una persona desconocida para que primero lo presentara ante la vicefiscalía y después proceder.

Asegura que ella seguirá siendo la rectora de la UAIM y que aplaude que el caso salga haya denuncias para que se investigue a fondo “porque van a salir muchas cosas”, que no lo pueden acusar de desviar recursos con la “estafa maestra” porque esos sucedieron durante la anterior administración, que ella a reportada todas las irregularidades que encontró y ha presentado denuncias ante la Auditoría Superior y ha ido a México a darles seguimiento.
Que le dejaron de herencia 96 plazas otorgadas el último día del periodo anterior y una deuda de 12 millones de pesos que ha venido pagando, y que se defenderá con uñas y dientes.

Como quiera que sea el zipizape de la UAIM saca a relucir que la bancada priista en el Congreso del Estado tiene la capacidad de hacer alianzas y sacar acuerdos por mayoría, mediante madruguetes, porque Morena está dividida, prueba de ello es que fue una morenista la que exigió el punto de acuerdo contra la rectora, aun contra el apoyo que le brindó la bancada capitaneada por Graciela Domínguez. Así de grande es el broncón que enfrenta Guadalupe Ibarra.

Popurrí. A cuentagotas y tarde, pero la justicia avanza con las sentencias condenatorias que se acaban de dictar, en contra de los asesinados de los compañeros periodistas Antonio “Tony” Gamboa, aquí en Ahome, donde las cuatro personas que lo asesinaron ya están presas, y de Javier Valdez, de Río Doce de Culiacán, donde se condena al presunto capo Dámaso, denominado “El Mini Lic.”. Posiblemente sea por los cambios que se están suscitando con el gobierno de la Cuarta Transformación.

MUJERES. No es lo mismo estar en el ruedo que en los palcos: ayer los diputados de Morena se fueron contra la presidenta del ISMujer y ex líder de la pasada legislatura, Reyna Araceli Tirado, aunque los priistas la defendieron de inmediato. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo