Opinión

Ojo indiscreto

Pleito por lo que queda del PRI

Por  Tomás Chávez

Sinaloa aún no ha tomado partido, pero en cuanto arrancó la campaña por la presidencia del PRI, los aspirantes se empezaron a dar con todo, a acusarse mutuamente de corrupción y de intentar controlar al tricolor para ponerlo a disposición del gobierno, en un pleito no se sabe cómo terminará.

La guerra inicial era de todos contra el gobernador con licencia de Campeche, Alejandro Moreno, a quien estuvieron acusando que es un infiltrado del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero de pronto la mayoría de los aspirantes: José Narro, Ivonne Ortega y Ulises Ruiz, se lanzaron contra la actual dirigente Claudia Ruiz Massieu, acusándola de que el padrón está inflado y hay dados cargados a favor de “Alito”. 

A Alejandro Moreno también se le identifica con la corriente del expresidente Enrique Peña Nieto, y entre sus primeras acciones, para quitarse la etiqueta de pro-AMLO, se ha lanzado con una fuerza inusitada contra el gobierno de Morena, diciendo que “es ave de paso” en el gobierno que el PRI se levantará y recuperará la presidencia en el 2024.

Hasta el momento ninguno de los aspirantes ha venido en campaña a Sinaloa, pero no cabe duda de que tendrán que venir y ahí se verá qué grupos políticos locales los apoyan. Por lo pronto aquí en Ahome ya se normalizó la situación del partido con la designación de Dulce María Ruiz como presidenta bien cobijada con el apoyo del gobernador Quirino Ordaz.

La mayoría de los gobernadores priistas apoyan a Moreno Cárdenas y hay las sospechas que no lo hacen por voluntad propia, sino porque reciben línea, al menos así lo denuncian los candidatos opositores y se antoja difícil que en esta la primera elección interna de consulta a las bases puedan librarse de la sombra de Enrique Peña Nieto y más aún del férreo control del salinato.

Popurrí. Marcial Padilla, de ConParticipación, alerta contra el riesgo de desaparición de la familia y la avala con cifras contundentes que indican que en la actualidad el 49 por ciento de las parejas jóvenes no se casa, simplemente viven en unión libre y que en Sinaloa durante los últimos 40 años los divorcios han aumentado en 509 por ciento, esto es de mil 115 a 6 mil 742. “Se juntan en lugar de casarse”.

Se queja que con los denominados matrimonios igualitarios, o lésbico gay, la Suprema Corte de Justicia le da la razón a una pequeña minoría y dejó desprotegida y sin consulta a la gran mayoría de mexicanos, pero más aún se actúa en contra la biología de la especie humana. “El México que viene” es la conferencia que impartió aquí y dice que hay una gran división en el seno familiar que tiende a disolverla por lo que hay que estrechar los lazos para unificarla.

GUERRA. Sigue la guerra en las redes sociales, a favor, pero más bien en contra de la instalación de la planta de amoniaco en las inmediaciones de Topolobampo, los ambientalistas aseguran que se intenta confundir al presidente Andrés Manuel López Obrador, que no quieren que se cancele, sino que se reubique a un lugar donde no contamine.

APUESTAS. Aún se cruzan apuestas sobre la caída de nuevos funcionarios municipales en los próximos días.