Opinión

Ojo indiscreto

Se inunda la ciudad

Por  Tomás Chávez

Como una estampa de fotos del recuerdo, de la época de los lodazales, la ciudad se inundó de nuevo y el agua entró a casas de fraccionamientos y colonias como Las Mañanitas, Magisterial, Urbi Villa, Ferrusquilla, Las Malvinas y demás.

Comunidades rurales también resintieron los efectos devastadores de la tormenta que inició desde antenoche y por la tarde-noche de ayer aún no amainaba.

Brigadas de elementos de la Marina, el Ejército, Protección Civil, Bomberos y la Cruz Roja se desplegaron en operativos de apoyos a las familias damnificadas, para trasladarlas a albergues seguros y darles alimentación y atención médica. El alcalde Guillermo Chapman encabezó el operativo de ayuda y personalmente se trasladó al frente de un contingente, primero al ejido Rosendo G. Castro y luego a San Miguel Zapotitlán, donde el riesgo era mayor.

Se echaron a andar los sistemas de bombeo en la Magisterial y Las Mañanitas, pero el centro también estaba inundado y algunos jóvenes salieron con la puntada de navegar en colchones o lanchas inflables en el cruce de los bulevares Jiquilpan y Río Fuerte, para que vean que en Los Mochis no se pierde el buen humor, aunque había carros varados en todas partes y los equipos de ayuda no se daban abasto para auxiliar a las familias vulnerables.

Desde Culiacán se reportó el director de Protección Civil, Francisco Vega, quien después de atender El Rosario y Mazatlán en el sur, y la capital del estado antier, se aprestaba a venir a Los Mochis a reforzar los trabajos de ayuda. Jorge Alan Urbina, de Coepriss, puso en marcha un operativo de saneamiento sanitario, junto con el sector salud, en las colonias inundadas y en los albergues, para prevenir el riesgo de enfermedades y epidemias.

Los críticos de la administración municipal no desaprovecharon la oportunidad para difundir, a través de las redes sociales, fotos y videos de los lugares donde aún existen socavones de la inundación del año pasado, así como donde se realizan trabajos de construcción o reparación del drenaje pluvial, y urgieron a que se concluyan para prevenir futuras inundaciones. Se viven momentos de alto riesgo, pero también hay muestras de solidaridad.

Popurrí. Es una sola plaza de comisionado de acceso a la información la que se está concursando; sin embargo, está muy peleada y hasta ayer por la tarde desde el Congreso del Estado se reportaba que ya habían solicitado registrarse 8 aspirantes: José Ramón Bohón, Gustavo Reyes, Carlos Jaime Beltrán, Jesús Martínez, Alfonso Páez, Manuel Guerrero, Sebastián Landa y Carlos Alberto Báez. Aseguran que el sueldo excelente y el trabajo bastante relajado.

MAESTROS. Los efectos de las lluvias no impidieron ayer en Culiacán la ceremonia en la que el secretario de Educación, Juan Alfonso Mejía, otorgó 341 plazas a nuevos maestros, 300 de ellas al sistema estatal y 41 al federal, todas ellas concursadas con total transparencia. “Sinaloa es tierra de maestros”, dice.

VUELOS. Por las lluvias, el vuelo que venía ayer de la Ciudad de México se vio forzado a aterrizar en Culiacán y los pasajeros aún permanecían varias horas después.