Opinión

Ojo indiscreto

Focos rojos en la economía

Por  Tomás Chávez

La economía de Sinaloa, contagiada por la caída en las inversiones en construcción e industria del resto del país, empieza a resentir síntomas de focos rojos, de acuerdo con el balance que hace el secretario estatal de Economía, Javier Lizárraga Mercado, al inicio del cierre del 2019, y las perspectivas no son muy alentadoras para el 2020.

El año pasado, la economía del estado creció al 4.7 por ciento, por encima de la media nacional, que fue de 2.7. Mazatlán se convirtió en el imán receptor de las mayores inversiones, con 10 mil 583 millones de pesos, seguido por Ahome, con 8 mil 853 millones, y Culiacán con 8 mil 249 millones.

En Mazatlán, la industria hotelera muestra una intensa actividad en construcción y remodelación de hoteles, Culiacán siempre ha estado en los primerísimos lugares, pero en el 2018 las inversiones de las termoeléctricas de Iberdrola catapultaron las inversiones y colocaron a Ahome en el segundo lugar.

Para Mazatlán hay grandes proyectos para concretar en el 2020, como son una gran planta de piezas automotrices e industria aeroespacial, con una inversión inicial de 300 millones de pesos junto con la concreción de las presas Santa María y Picachos, pueden catapultar la economía, y en Ahome si se concreta la planta de amoniaco de Topolobampo, que proyecta invertir 5 mil millones de dólares, se irían por las nubes en desarrollo industrial.

El funcionario defiende la planta de amoniaco, que tiene proyectado convertirse en el complejo industrial más grande de América, lo considera 100 por ciento seguro y que trae inversiones de 240 millones de pesos para sanear la bahía de Mapahui, que ya está contaminada, para obras sociales y que daría empleos a la región por al menos 50 años.

Además de esto, es necesario que el gobierno federal replantee la política económica, que se destinen más recursos a inversión en infraestructura para reactivar la construcción, y menos a los programas asistenciales, de lo contrario corremos el riesgo de caer en recesión.

Popurrí. “No me apachurren mucho”, pidió el presidente Andrés Manuel López Obrador a la multitud de simpatizantes y periodistas que acudieron a recibirlo ayer a su llegada al aeropuerto de Mazatlán, donde ante la insistencia dijo que se concluirán las presas Santa María y Picachos y que volverá después a Sinaloa en cuanto le diga el gobernador Quirino Ordaz, para atender los temas pendientes.

El tema de su gira, la cual continuará hoy por El Fuerte, es salud y bienestar, y en la clínica de Villa Unión ofreció que no faltarán las medicinas, ni los médicos, enfermeras y especialistas y que se basificará a todos los trabajadores.
Para la visita de hoy a El Fuerte se tiene contemplado con anticipación que la caravana se detenga en varias partes de la carretera para atender reclamos y peticiones de vecinos y amas de casa que piden mayor atención a sus poblados, así como de estudiantes que piden becas y mejorar sus escuelas.

LIMPIA. Fuerte el tiro que se están dando Arturo Zaldívar, AMLO y Santiago Nieto para barrer la corrupción del Poder Judicial: ya han caído dos ministros y van por más.