Opinión

Ojo indiscreto

Las benditas cosechas agrícolas 

Por  Tomás Chávez

Las benditas cosechas agrícolas (eldebate)

Las benditas cosechas agrícolas  | eldebate

Con la producción del campo, la ganadería y la pesca, Sinaloa es una tierra bendecida, y esto se demuestra ahora una vez más con la casi conclusión de las cosechas de maíz, y con la actividad agropecuaria que durante los tiempos de la pandemia ha mantenido en alto la economía de Sinaloa y el trabajo de muchos sinaloenses.

El panorama actual del campo lo pintan muy claro el presidente de la Asociación de Agricultores, Marte Vega, y el líder campesino Gilberto Irazoqui: por fortuna en la agricultura no se ha dejado de trabajar, las cosechas de maíz llevan ya un avance de entre 80 y 90 por ciento, ya se iniciaron los pagos y la inyección economía ayuda a reactivar a la industria y al comercio.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

De inicio la industria harinera está pagando los 3 mil 600 pesos por tonelada, explica Marte Vega, en total en todo el estado se levantarán entre 5 millones y medio y 6 millones de toneladas y se están obteniendo rendimientos de 11 toneladas por hectárea, un poco por debajo del año pasado.
Las bodegas de la AARFS captarán unas 200 mil toneladas del maíz, en teoría Segalmex debería captar el resto, pero hay restricciones para los productores de más de 50 hectáreas. Al inicio, por el desempleo provocado por el coronavirus aumentó el robo hormiga de cosechas en el campo, de elotes, pero el dirigente de los agricultores reconoce que han encontrado buen apoyo del grupo policiaco GOTE, que atiende las denuncias y de inmediato acude a las parcelas.

Mientras tanto, Irazoqui, a nombre de los productores, pide que Segalmex pague pronto los apoyos de 359 pesos por tonelada ya acordados, y luego el “copete” adicional para llegar a los 4 mil 150 pesos para que las cosechas sean redituables. Que pidan los datos a los bodegueros, que no se esperen a que los volvamos a llegar. Por experiencia sabe que las trabas burocráticas y la falta de personal hace que transcurra bastante tiempo antes que les paguen.

El dinero que derrama el pago de cosechas es una bendición para las demás actividades y para toda la gente. “Nosotros no nos quedamos con nada, pagamos los avíos para que no suban los intereses, la trilla y el transporte y las utilidades quedan pendientes para cuando lleguen los apoyos”. Y como dice la canción de “El Barzón”, hay que irse a trabajar, a preparar la tierra para seguir sembrando.

Popurrí. En forma altruista, sin afanes de lucro ni fines políticos, el doctor Alberto Davizón ha estado dando consultas en línea a personas enfermas de Covid y no se da abasto para atender el gran número de llamadas de que recibe a diario, y le gustaría que sus compañeros médicos jubilados y los estudiantes de medicina le ayudarán a aliviar gente y salvar vidas en estos momentos difíciles de la pandemia. Le gustaría instalar un call center para atender más personas y contar con medicinas para proporcionárselas. Hay que seguir su buen ejemplo.

BALAZOS. No deja de sorprender el enorme poder de fuego que tienen los cárteles: los fusiles de asalto que usaron ayer en el atentado contra el secretario de Seguridad de la Ciudad de México y que casi a diario salen a relucir también aquí en Sinaloa.

 
Síguenos en

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo