Opinión

Olvidados

HOY EN LA HISTORIA
Avatar del

Por: Marco Antonio Berrelleza

Durante la invasión norteamericana de 1846-1847 se alistaron en el ejército invasor decenas de irlandeses. Sin embargo, apenas cruzaron la frontera de México abandonaron las filas estadounidenses para incorporarse a las nacionales, en un batallón denominado Compañías de San Patricio, en honor del santo párroco de Irlanda. Los irlandeses se pasaron a las filas mexicanas al darse cuenta de lo injusto de la invasión.

Pelearon con una valentía a toda prueba, como si se tratara de la defensa de su propia patria. Su distintivo era una insignia blanca, en la que se encontraban los escudos de Irlanda y México y el nombre de su capitán, John O'Reilly, bordado en verde. Ostentaron como bandera un paño en cuyo adverso pintaron la imagen de San Patricio con uno de sus atributos, un arpa, y en el reverso el nombre de su batallón y el escudo de México.

Fueron 260 valientes irlandeses, que dejaron su vida en los campos de batalla mexicanos. Su sangre quedó en la batalla de La Angostura, en el valle de México, en Padierna, y en Churubusco ayudando al general Pedro María Anaya.

En Churubusco fueron tomados prisioneros 72 irlandeses, junto con su capitán O'Reilly, y sentenciados algunos a muerte y otros a sufrir 50 azotes y a ser herrados en el rostro con una D.

El 9 de septiembre de 1847 fueron ahorcados 16, y 4 el día 10 en Mixcoac, y el resto fueron azotados con látigo de cuero, aplicados sobre las espaldas desnudas de cada uno, y marcados con la letra D. En total, fueron 116 los irlandeses que murieron ahorcados. Sólo el capitán irlandés, O'Reilly fue herrado en la cadera.

www.historianews.com maberrelleza@hotmail.com