Selecciona tu región
Opinión

El amor por los colores terminó hace mucho

TIEMPOEXTRA

Por Omar Lopez Meza

-

Ser el referente de un equipo no es fácil, mucho menos convertirte en ídolo para la afición. Son pocos los deportistas que pueden presumir el ser leyendas o iconos de un club, pues para llegar a ello tienen que demostrar en el terreno de juego grandes cualidades, hacer algo que marque la historia del club que representan, encajar con la afición y sobre todo, ser fieles a los colores, pues la afición no perdona nunca la traición.

El Cabecita Rodríguez llegó a ser precisamente eso para el club y la afición del Cruz Azul: un ídolo. Sin embargo, para muchos fieles aficionados celestes se les pudo caer del pedestal donde lo tenían, luego de que recientemente fuera anunciado como refuerzo de las Águilas del América, el archirrival de la Máquina en el futbol mexicano.

El futbolista uruguayo se ganó rápido a la afición del Cruz Azul, pues luego de romperla con el Santos Laguna, los celestes se hicieron de sus servicios y respondió con goles. Incluso, el Cabecita obtuvo el campeonato de goleo con la Máquina en el torneo Guard1anes 2020, y uno antes, en el Clausura 2020, iba camino a ello, hasta que se canceló por la pandemia.

Pero sin duda, el momento que marcó a la afición celeste y metió al Cabecita en las páginas más gloriosas del club, fue cuando convirtió el gol del título en el Guard1anes 2021, rompiendo así una sequía de más de 23 años sin campeonatos en la Liga MX.

Aquel gol quedará grabado en la memoria de todos los aficionados celestes. La afición cementera recordará siempre el pase de Yoshimar Yotún para el Cabecita, quien llegó por la banda izquierda y definió ante la salida de Carlos Acevedo, y con ello el Cruz Azul derrotó por global de 3-2 al Santos Laguna para volver a dar la vuelta olímpica en México.

Hoy en día la relación afición-Cabecita no es la mejor, pues se sienten traicionados por ver a su ídolo portando los colores del América, su rival histórico en el futbol mexicano.

Reportes desde el centro del país informan que Cruz Azul volvió a buscar a Jonathan Rodríguez tras su aventura por Arabia Saudita, pero el uruguayo prefirió la propuesta del América por el hecho de ser más jugosa en cuanto al dinero se refiere.

Esto es algo normal, todas las personas buscan lo mismo; mejorar. Sin embargo, es una muestra más de que el romanticismo murió hace mucho en el futbol.

El Cabecita tuvo la oportunidad de incrementar su legado con el Cruz Azul, pero hoy ha caído del pedestal de la gran mayoría de la afición celeste.

¡Nos leemos en breve!

Síguenos en