Opinión

Al PRI le urge cambiar desde las entrañas

SINALOA

Por  Opinión Estatal

Dicen que del reconocimiento de las fallas se debe partir cuando hay verdadera intención de cambiar, esto aplica para todos los ámbitos y circunstancias. La política, por supuesto, no es la excepción. El hecho de que Alejandro “Alito” Moreno Cárdenas —quien, según se aprecia, tiene muchas ganas de ser presidente del PRI para eliminar vicios que lo han llevado hasta este grado de descrédito— reconozca que el partido más antiguo de México se olvidó de los ciudadanos y de hacer suyas las luchas que estos exponen día a día en las calles, es un buen indicio y habla de que al menos hay alguna esperanza.

El joven, quien es además gobernador de Campeche con licencia, señala que el Gobierno federal no está cumpliendo con el trabajo que le corresponde al cien por ciento; sin embargo, tiene también claro que desde su partido han faltado voces lo suficientemente críticas y bien argumentadas, con la voz completa para hacer reclamos y lograr en la ciudadanía la respuesta deseada. Promete la tan nombrada reforma del PRI con elementos suficientes para que la reingeniería sea desde las entrañas del partido, así como se deben hacer todos los cambios, de fondo, de raíz, limpiando la casa a detalle para que luzca de nueva cuenta limpia y atractiva. No les queda de otra a los priistas más que hacer las cosas bien hechas si es que quieren congraciarse con la gente. Vaya que les va a costar trabajo la reconciliación.