Opinión

¿En nombre de quién?

OPINIÓN ESTATAL

Por  Opinión Estatal

La noticia de la detención en España de exdirector de Pemex Emilio Lozoya —acusado de corrupción— ha generado todo tipo de comentarios tanto a favor como en contra de tan relevante hecho.

A favor están la mayoría de los ciudadanos en redes sociales. Eso es fácil deducirlo en las diversas plataformas, pero también hay personas que ven tras la detención una venganza con tintes políticos o hasta “distractores” del Gobierno para esconder temas como la inseguridad o los precarios resultados en materia económica.

Habría que reflexionar en este caso si la justicia es algo que está subordinado al gobernante en turno. A estas alturas de la historia del país —una democracia imperfecta como la mexicana— debe tener en la justicia uno a sus pilares fundamentales. Por eso la justicia se tiene que hacer el nombre de la sociedad, no de López Obrador ni los gobernadores u otros funcionarios.

Los jueces tienen la obligación de impartir justicia como manda la ley, en sus términos, no por encargo. Sería peligroso para el país que así no fuese.  A medida de que la justicia tenga mayores alcances tanto para proteger derechos como para sancionar, el país podrá ir pensando en un mejor futuro.

La corrupción impune de los políticos a lo largo de la historia de México han sido una gran causa para todos los males y la descomposición social. Hoy más que nunca urge una justicia donde no haya intocables, pero que a su vez garantice los derechos de todos los mexicanos, independientemente del apellido o las relaciones de poder.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo