Opinión

En zona de guerra

SINALOA

Por  Opinión Estatal

La fatal experiencia que vivieron ayer habitantes de la capital del estado no tiene precedente.

Lamentablemente las horas de terror se extendieron y, con ello, llegó la sicosis de los que realizaban sus actividades cotidianas en sus centros de trabajo, en la calle y realizando sus compras o en donde estuvieran. 

El de ayer fue un día que marcará sus vidas ante la pesadilla que les tocó vivir luego del enfrentamiento entre elementos de la Guardia Nacional y la Sedena contra grupos delictivos que se desplazaban alterando el orden y haciendo sonar sus metrallas, con un resultado de 21 personas heridas con arma de fuego, sin confirmar la muerte de algunos elementos militares y de la Guardia Nacional.

La acción provocó que las autoridades del estado realizaran un llamado a la población a mantener la calma, no salir a las calles y estar al pendiente de avisos oficiales, como estableciendo un toque de queda. De acuerdo con el reporte oficial de las autoridades, los elementos de la Guardia Nacional y Sedena fueron agredidos desde una vivienda mientras realizaban un recorrido de vigilancia, agresión que repelieron en su momento, generando una situación de pánico y rompiendo por completo con la tranquilidad de la población.

No conformes, irrumpieron el penal de Aguaruto para liberar a 27 personas que hoy están prófugas de la justicia.

Aunque el Gobierno ratificó su compromiso de continuar la lucha contra el crimen organizado, situaciones como esta no devuelven la tranquilidad a los ciudadanos, por lo que incumplen con este deber tan fundamental.