Opinión

Florecen inversiones

SINALOA

Por  Opinión Estatal

Sinaloa está atrayendo inversiones importantes en diversas áreas, entre ellas la privada turística, muy ligada al desarrollo inmobiliario que está aterrizando en Mazatlán, mismo que se vio fuertemente impulsado por la construcción de la carretera con Durango y que “acercó” al mercado de la Comarca Lagunera y el Corredor Económico del Norte a este puerto.

Y aunque gran parte de la batuta en materia de inversión la traen extranjeros y nacionales, también hay proyectos de empresarios locales que están floreciendo, tanto nuevos, como en crecimiento, y actualización de los ya existentes. Basta con darse una vuelta por la avenida del Mar y la Camarón Sábalo para toparse con diversos proyectos, la mayoría de ellos torres y hoteles de gran tamaño.

A la par, se remodela el estadio de los Venados, se construye un nuevo estadio de futbol que tendrá instalaciones dignas de primera división (en la zona de Pradera Dorada), y el Parque Central —que es uno de los proyectos más ambiciosos en la historia de Mazatlán— avanza con miras a la construcción del Acuario más imponente de América Latina como piedra angular del mismo.

Para todo este desarrollo, que se complementa con una auténtica explosión de vivienda residencial, se necesitan varios elementos, entre ellos la conclusión del acueducto, que traiga a Mazatlán agua de la presa Picachos, pero sobre todo ordenamiento en los proyectos. Cualquier crecimiento acelerado, si no es bien enmarcado dentro de reglamentos de desarrollo urbano y movilidad, corre riesgo de colapsar en el largo plazo. Como ejemplo, las minitorres condominales que florecen en zonas habitacionales, no preparadas para tal uso.