Opinión

Medidas económicas

SINALOA

Por  Opinión Estatal

El presidente Andrés Manuel López Obrador, como siempre hace en sus mañaneras, habló ayer sobre varios temas, muchos ligados a política o los pleitos con los jueces por la suspensión de las obras del aeropuerto de Santa Lucía, y tal vez por eso pasó un poco más a segundo plano el tema de la economía.

En específico, el presidente López Obrador celebró la decisión del Banco de México, del jueves 15 de agosto por la tarde, de bajar la tasa de interés en 25 puntos base, para pasar de 8.25 a 8.00.

Para el presidente López Obrador, esto muestra que la economía está fuerte y ve en la medida un estímulo al crecimiento.

Problemas como la economía de Europa, la guerra comercial entre China y Estados Unidos, más el desplome de la bolsa y la moneda de Argentina, podrían tener efectos en México, pero el país —afirmó— goza de estabilidad.

La intención del Banco de México de bajar la tasa fue para tres elementos claves: reducir el costo del crédito que otorga el sector financiero, incentivar el consumo y la inversión en México, y con ello impulsar el crecimiento de la economía al hacer uso de la política monetaria.

Esto quiere decir que, cuanto compres algo a crédito, pagarías menos intereses. Lo mismo pasará con las empresas que pidan créditos más altos para invertir; incluso puede favorecer al sector vivienda del país. Es decir, en un entorno complicado, esta baja podría ser un estímulo para las familias y las empresas... pero hay que esperar los ajustes, hasta verlos.