Opinión

Niños usados como medida de presión

SINALOA

Por  Opinión Estatal

El hecho de que miembros del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Guasave hayan durado ocho noches y nueve días apostados en la explanada del Palacio Municipal para exigir que se respeten sus derechos laborales a través de una huelga es una acción muy válida, pero lo que no se concibe es que se haya recurrido a la estrategia de llevar niños a esa protesta, pues es obvio que ellos no tienen nada que ver en el conflicto, y, de paso, también se violan sus derechos al exponerlos a sufrir algún daño, pues los colocan en completo estado de vulnerabilidad. 

Autoridades del DIF y Sipinna tuvieron que hacer el reporte de los penosos hechos a sus superiores tras observar en redes sociales cómo los sindicalizados hacían partícipes a sus hijos de una lucha que no les compete, porque ellos no pueden ser utilizados como medio de presión bajo ninguna circunstancia, ya que se incurriría en un acto ilegal. 

Las diferencias entre sindicato y Ayuntamiento deben ser solventadas por ellos mismos, sin involucrar a nadie más, pues intentar manipular la opinión pública con la figura de infantes es una medida que puede resultar contraproducente.