Selecciona tu región
Opinión

Queda el mal sabor de boca electoral

OPINIÓN ESTATAL

Por Opinión Estatal

-

Los sinaloenses se quedaron con un mal sabor de boca tras las elecciones del pasado domingo para elegir al nuevo gobernador, diputados locales y federales y presidentes municipales, por la intervención con total impunidad de los grupos armados.

No son pocos los que sostienen que el control de las elecciones la tuvieron los grupos del crimen organizado, mismos que levantaron a dirigentes y operadores de un partido que de otro, además de robarse las urnas. No se puede soslayar las amenazas a los funcionarios electorales y los ciudadanos que provocaron el cierre prematuro de las casillas por falta de garantías de seguridad. El ejemplo más claro del atentado en contra de la democracia lo constituyeron los municipios del norte de Sinaloa, principalmente Ahome y Guasave. Los grupos armados actuaron a sus anchas sin que los cuerpos de seguridad los pararan.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y el gobernador sinaloense, Quirino Ordaz Coppel, hicieron referencia a lo que pasó, pero en su momento no hicieron lo necesario para que los ciudadanos acudieran a las urnas en forma tranquila y sufragara en forma libre. Otros no acudieron a votar por el miedo y las amenazas. Así, es condenable que el Gobierno no haya salvaguardado la democracia.

Síguenos en