Opinión

Quema de soca, sin control

SINALOA

Por  Opinión Estatal

La quema de soca es una práctica muy frecuente en los campos agrícolas de Sinaloa ante la inconsciencia tanto de productores, como de pepenadores y de la misma autoridad, tanto municipal, como estatal, quienes no han puesto en realidad una mano dura contra esta práctica para erradicarla, misma que daña no solo a la tierra, sino también la calidad del aire y el medio ambiente.

Las altas temperaturas y la incesante práctica de quemar la soca ha generado la modificación del clima en los últimos años. Si bien es cierto que existen normas que especifican sanciones por realizar la quema, existen normas ante la Semarnat y la Sagarpa en donde establece especificaciones técnicas del uso del fuego en terrenos agrícolas, así como agropecuario, la cual no la prohíbe, pero si se puede controlar manteniendo esta práctica controlada con las acciones de prevención ante las instancias correctas, como Protección Civil, quienes deben establecer medidas para evitar daños a terceros de manera directa que pueda afectar con incendios, porque de manera indirecta a través de la contaminación del aire es mayor la afectación. Es por ello que los propios comités municipales deben emplear acciones de raíz que permitan generar un control al número de quemas y la protección que se debe realizar en el procedimiento.