Opinión

Sin cambio en precio de combustibles

SINALOA

Por  Opinión Estatal

Han pasado ya cuatro meses y medio desde que Andrés Manuel López Obrador tomó las riendas del país, y una de las promesas de campaña que más llamó la atención del electorado y levantó polémica fue la de reducir el precio de la gasolina, lo cual ha sido aclamado constantemente por la ciudadanía debido al alto costo.

Se ha manifestado la necesidad de regular el precio del hidrocarburo, pues el mismo presidente de México dio a conocer que Pemex vende la gasolina a un precio de 16 pesos por litro a los concesionarios, quienes lo ofrecen al consumidor a un precio promedio de 20 pesos, lo cual continúa siendo motivo de inconformidad entre la población, ya que no hay un cambio significativo en este tema tras la llegada del nuevo Gobierno federal.

La explicación a todo esto es que el precio del combustible no ha bajado debido al alto cobro del impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS), el cual es determinado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), por lo que el más afectado siempre es el consumidor final del producto, y es a raíz de esto que los precios deben ser regulados urgentemente para evitar un duro golpe a los bolsillos de las familias mexicanas.

La regulación en los precios, según expertos, debería darse ya que el combustible lo proporciona Pemex, instancia que percibe cientos de miles de millones de pesos al año gracias al IEPS.