Opinión

Una real fiscalización de cuentas públicas

SINALOA

Por  Opinión Estatal

Los actos irregulares, como sobresueldos a funcionarios, regidores y personal sindicalizado, nunca serán bien vistos por la sociedad ni las instancias encargadas de fiscalizar el funcionamiento de la administración pública, como la Auditoría Superior del Estado y la Comisión de Fiscalización del Poder Legislativo.

En la entidad surgieron 10 dictámenes de cuentas públicas que fueron aprobadas por la ASE, referente a las cuentas públicas de ocho municipios, pero estas fueron rechazadas, pese al aval de la ASE, por la Comisión de Fiscalización. 

Lo que se espera es que por lo menos se llegue al fondo mediante una investigación y, si es necesario, que haya un castigo por esas decenas de millones sin fuente de pago y contratos de obras irregulares que ahora se está revelando que hubo en dicho ejercicio y que no fue observado por la Auditoría.

Los ciudadanos exigen una mejor rendición de cuentas, pues cada vez se aprecia que es poca la transparencia en el ejercicio público y, de ser posible, que se ejerza mayor control de los recursos y castigo de quienes, de manera ventajosa, incurren en este tipo de actos.