Opinión

Oposición al libramiento

GUASAVE

Por: Francisco Castro

Mientras que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes trabaja ya en un proyecto para un libramiento en la México 15, los empresarios locales exigen que la obra se reconsidere ante el temor de que afecte la economía.

El libramiento que contempla una desviación desde San Rafael y que se realizaría hacia la zona norte del municipio para salir hasta Estación Don en los límites con Sonora, es un proyecto costoso cuyo beneficio y justificación tendría que aclararse.

Los empresarios, sobre todo de la Canaco, consideran que al disminuir el paso vehicular por la ciudad y los poblados Batamote, Gabriel Leyva y Ruiz Cortines, hasta Juan José Ríos, bajaría las ventas y el circulante que deja este flujo tanto de particulares como de transporte.

Aunque por natural dinámica de tránsito esto beneficiaría a sindicaturas como Estación Bamoa y León Fonseca, los comerciantes consideran que el principal perjudicado sería la cabecera municipal, lo que abonaría a un estancamiento en el desarrollo.

Esta inquietud ya se ventiló tanto al alcalde Armando Leyson Castro como al propio gobernador Mario López Valdez en la idea de que intervengan y en todo caso reorienten la construcción hacia la zona costera, lo que sí traería un beneficio importante.

Sin caer en posiciones extremistas de que el municipio efectivamente podría quedar como pueblo abandonado, las autoridades están obligadas a dar una explicación amplia de cuáles son las implicaciones del proyecto, cuando podría invertirse en equipamiento para agilizar el tráfico.

Resulta incongruente que se quiere gastar en una carretera de 70 kilómetros, en un proyecto de dudoso beneficio, cuando hay otras necesidades más apremiantes de inversión.