Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Orden y armonía

COMPÁS Y ESCUADRA

El mundo está regido por leyes que invariablemente se cumplen, que gobierna nuestras vidas, y que deberíamos conocerlas y aprovechar su conocimiento. Una de ellas es que "para vivir feliz, hay que estar en armonía con el universo". Cuando rompemos el orden natural de las cosas, ocurren desastres. Esto ocurre en el planeta, pero también en nosotros mismos. Si destruimos a los árboles, reducimos emisión de oxígeno, se altera el equilibrio entre las temperaturas del planeta, disminuye la posibilidad de vida animal y humana, aumentan los ciclones y tornados, heladas, etcétera. Por su parte, si no tenemos un equilibrio en nuestra alimentación, no le proporcionamos a nuestro cuerpo los elementos suficientes, se provoca desarmonía, enfermedades, deficiencias corporales y muerte. Lo mismo ocurre tanto en el aspecto material como en el inmaterial: si no mantenemos el equilibrio, la armonía, en relación con los demás elementos existentes, las demás personas, se desencadena desarmonía. Y aunque todos deseamos el bienestar, la paz, la dicha, la prosperidad, la felicidad, a veces actuamos buscándolas sólo para nosotros, ignorando a nuestro prójimo, cosa que altera la armonía mencionada y, muy pronto, lo que parecía bienestar, se transforma en malestar, reclamo, enfermedades. Otra ley muy conocida es la de "causa y efecto", conocida por los místicos como "karma" que nos dice que todo lo que hagamos, constructivo o destructivo, tendrá el mismo efecto de regreso hacia nosotros tarde o temprano. "El cosmos trata de equilibrar las cosas por lo tanto, cualquier cosa que hagamos, la podemos esperar de vuelta". El karma no es un castigo, sino el camino para enseñarnos una lección. Así las cosas, tomemos conciencia de ello, si usted hace daño a alguien, si engaña, miente, roba, está usted alterando el orden natural, pero sobre todo, está desarmonizándose usted mismo. Y si todos hacemos lo adecuado, lo constructivo, lo correcto, en armonía con el mundo y nuestro prójimo, pronto tendremos salud física y mental, satisfacción real, felicidad. Ese es el camino.

[email protected]