Opinión

Oriana Fallaci

Por: Marco Antonio Berrelleza

El 15 de septiembre de 2006 murió en Florencia la periodista y escritora italiana Oriana Fallaci, que en México describiera la noche negra del 2 de octubre de Tlatelolco, en 1968, en la brutal represión estudiantil durante el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz. Tenía 77 años. Sufría de cáncer. El periódico español El Mundo recogió la noticia. “La escritora, nacida en Florencia y afincada desde hacía años en Estados Unidos, vivió de cerca, en su residencia de Manhattan, los atentados contra las Torres Gemelas y ello le hizo romper el silencio guardado durante años después de ejercer como periodista de guerra. El resultado fue un amplio y polémico artículo titulado, La rabia y el orgullo, que fue publicado después, en 2002, como libro y que dividió a sus propios seguidores.

La periodista marcó su rumbo durante la Segunda Guerra Mundial al unirse a la resistencia antifascista, y luego siguió mostrando su valentía como corresponsal de guerra. En los años 70 y 80 se consagró como una de las entrevistadoras más osadas del mundo. Entre los líderes mundiales con los que habló estaban: el presidente de la Autoridad Palestina, Yasir Arafat, la primera ministra de Israel, Golda Meir; al ayatolá Jomeini y el secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger. La modestia nunca fue precisamente una virtud de Fallaci, quien atribuía su brillantez a su personalismo.