Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

PRD: un triste aniversario

Las opciones de izquierda en América Latina no atraviesan por un buen momento, Venezuela está en medio de una crisis social; Brasil tiene una reducción de su crecimiento y enfrenta activas protestas sociales; Argentina otra vez llega a un fin de ciclo, para mencionar sólo algunos casos.

Existe también una crisis por la que atraviesa la izquierda desde la caída del Muro de Berlín y el auge de la globalización. Frente a ello se vive una hegemonía de la derecha, la centralidad del mercado y un aumento de la desigualdad, lo cual ha golpeado a las izquierdas en todo el mundo, incluso donde es gobierno, como en Francia. En el caso de México se tienen todas las dificultades anteriores, pero me llama la atención que la celebración por el 25 aniversario del PRD deja un tono de cierta tristeza. El PRD llegó a esa fecha con la fractura que han provocado las tribus por la apropiación de espacios, recursos y candidaturas.

El mensaje de su fundador, Cuauhtémoc Cárdenas, en la ceremonia de aniversario, sonó como el padre que regresa a la casa y observa que los hijos están distanciados, incluso el mayor ya se fue y pronto tendrá otra casa. En ese discurso está el reconocimiento de que los objetivos originales no se han logrado y están muy lejos de cumplirse. Hay una paradoja que rodea a la izquierda partidista. Ahora que los mercados se han colocado en el centro de las relaciones sociales y el bienestar se ha precarizado por la concentración del ingreso y el crecimiento de la desigualdad, ¿dónde está el contrapeso de la izquierda? Ahora que estamos en medio de guerras comerciales y maltrato del trabajo; ahora que se han agudizado los flujos migratorios y se multiplican las crisis económicas y las burbujas financieras, cuando el neoliberalismo impone sus recetas y el Estado de bienestar se encuentra a la baja, no sería el momento para que la izquierda regresara al centro del escenario y planteara alternativas. Pero eso no pasa, por lo menos en México y con el PRD.

El discurso de Cárdenas reconstruyó el contexto en donde nació el partido, como el mayor esfuerzo unitario de las fuerzas políticas de izquierda, pero en el camino de los años se han extraviado los objetivos originales. La razón de ser de un partido no era el reparto de cuotas y presupuestos electorales, sino llevar adelante un proyecto de democracia y bienestar. Pero los propósitos originales están más lejos que cerca, les dijo el líder moral del partido. Hay responsables afuera, pero, sobre todo, adentro. El PRD también está sumergido en la crisis de credibilidad de los partidos que se han encerrado en la partidocracia, en el reparto de la cuotas; el PRD se ha convertido en una izquierda "dócil", que firmó el Pacto por México y no incorporó una agenda de izquierda.

El PRD sufrió su "más grave deserción" (la salida de AMLO y la construcción de Morena en partido político) y está en riesgo de "achicamiento", de ser un partido que no sea "útil", en palabras del Ing. Cárdenas. La renovación de su dirigencia es una nueva amenaza de fractura. No es que al PRD se le haya agotado la agenda, es que está atrapado por su proceso interno de captura; por un acercamiento excesivo al gobierno del PRI; por tener gobiernos que no rinden cuentas y abusan del poder en su principal bastión, el Distrito Federal; por su incapacidad para crecer en amplias regiones del país como el norte y el occidente. Sin duda, el PRD con Morena enfrente, presentará una izquierda dividida, como antes de 1988. Ya veremos si alguno de los dos partidos logra imponerse, pero la fractura afectará en los próximos años cualquier estrategia para ganar la presidencia de la República.

El PRD cumple 25 años rodeado de paradojas, con riesgos de nuevas fracturas y nudos muy difíciles de deshacer. Sin duda, es un momento triste para esa opción, que alguna vez anunció cambios importantes para México. Sin embargo, hoy por hoy, no parece que el perredismo vaya a resolver sus problemas en el corto plazo, porque algo que no dijo Cárdenas es que sobre la voluntad fundadora de cambio, se han impuesto los intereses tribales y la chequera, a los que nadie quiere renunciar...

@AzizNassif