Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Pacto, reformas y reservas de legitimidad

Hay más correspondencia lógica entre el resultado de la elección interna en el PAN y los acuerdos desarrollados por la actual dirección partidista en el Pacto por México , que la que tratan de imponer los precipitados y a veces interesados veredictos que ven un triunfo, con algún tufo de adulteración, del presidente Peña Nieto en la renovación del mandato de Gustavo Madero al frente de la oposición conservadora. Y ya no hablemos de las teorías conspirativas de quienes, incluso en el seno mismo del panismo, pretendieron encontrar en el triunfo arrollador maderista, por voto directo de los militantes, la mano invisible del gobierno en los asuntos internos de un partido de oposición.

Desde hace más de 90 años, en sus libros pioneros Public Opinion y Liberty and the news, Walter Lippman le atribuyó a la prensa el efecto distorsionador de crear estereotipos como consecuencia de sus rutinas informativas. Y lejos de generar mecanismos correctivos, los medios más bien se han concentrado a lo largo de los años en una feroz competencia por ganar para sus audiencias a las mentes que esperan encontrar respuestas fáciles a los problemas que no entienden, o vías despejadas de obstáculos para enfrentar dilemas difíciles de despejar.

Y como si se dispusieran a perpetuar la pereza mental de lectores, radioescuchas y televidentes, los medios de hoy, con sus columnistas o con sus conductores armados con micrófonos y cámaras, suelen generar o espejear, para darles mayor alcance, los destellos de las estrellas (previamente construidas o colocadas por ellos, los propios medios) en el firmamento intelectual, periodístico, artístico deportivo o, incluso, político.

INCENTIVOS DOMINANTES

Un chispazo de alguna de esas estrellas mediáticas puede ser convertido por los medios en un resplandor capaz de aliviar las incertidumbres de las realidades cotidianas de millones. O puede habilitarse como rayo implacable que revele nuevas trapacerías de enemigos identificados a quienes cargar de acusaciones ante cualquier malestar surgido, por ejemplo, de la victoria de un adversario, como en este caso el presidente del PAN. Incluso, una revelación surgida de esos faros mediáticos puede aliviar el desasosiego de algunos con el lanzamiento de la sospecha, siempre concluyente, de ventajas (siempre espurias) que puede encontrar el gobierno en la extensión del mandato de un interlocutor.

Todo, con tal de no asumir la respuesta de las urnas en el proceso panista, como resultado de razonables y genuinos incentivos dominantes entre los electores, que pueden ser negativos y positivos. El primero podría haberse activado por el rechazo de una mayoría de los militantes panistas a la influencia que podría ejercer el ex presidente Calderón en la vida del partido, a través del candidato por el que se pronunció la esposa del ex mandatario. Y el segundo, y más importante, podría explorarse en las reservas de legitimidad que le dio a la re electa dirección panista su participación en el Pacto por México y en la construcción de los acuerdos que condujeron a las grandes reformas constitucionales en curso de aterrizaje en las leyes secundarias.

MENSAJES DE LAS URNAS

Eso no quiere decir que se haya allanado una vía franca para concluir las reformas en curso porque los legisladores del PAN vayan ahora a acudir en bloque a su aprobación. Pero una lectura adecuada del mensaje de las urnas panistas parecería ser que la mayoría de militantes de ese partido se inclinan por la interlocución y no por la ruptura, por el acuerdo y no por la discordia.

Y, de acuerdo a la mayoría de estudios de opinión, esa mayoría partidista no estaría sola, sino acompañada por otras mayorías, en su inclinación por acelerar en definitiva la culminación del actual ciclo reformista para dejar atrás las incertidumbres por las asignaturas pendientes en el campo de la normatividad —de la normalización— de las relaciones políticas y económicas de una comunidad nacional como la mexicana.

[email protected]