Selecciona tu región
Opinión

Ensangrentado Culiacán

DESDE LAS CALLES DE CULIACÁN 

  • Desde las calles de Culiacán

Por Paola Gárate

-

Desde que inició la semana, varias notas de jóvenes levantados en diferentes colonias de nuestro amado Culiacán ocupaban los encabezados en los medios de comunicación.

El pasado miércoles 18 de mayo, encuentran un cadáver flotando en el canal de recursos, al sur de la ciudad. Ese mismo día, en una plaza comercial de la col. Bugambilias se da un tiroteo, al parecer dos hombres intentaron robar una camioneta blindada, pero quien conducía iba armado y repelo la agresión, dejando un herido.

Al día siguiente, jueves a media mañana, un asesinato de alto impacto, tal y como llamaba comúnmente a quienes embellecía o realizaba algún diseño, el maquillista Juan Carlos, cuyo nombre artístico era Alexander Millán, le disparan mientras iba a bordo de su camioneta, circulando por la colonia donde vivía, un joven de 29 años, talentoso, querido y reconocido por mucha gente en la ciudad, que demostraba salir adelante por sus capacidades y talento, le arrebatan la vida así sin más, en plena luz del día.

Aproximadamente a las 4 de la tarde, le disparan a un Tsuru estacionado en una privada de la ciudad, dejando muerto a un hombre y a otro más gravemente herido; quien falleció allí, resulto ser familiar de uno de mis alumnos de la Universidad Autónoma de Occidente, otra alumna en clase, comentó de un ataque a balazos que se dio entre policías estatales y un grupo armado en el municipio de Elota donde ella vive. En la misma clase, nos enteramos que localizaron un cadáver en una pick up a la salida norte de la ciudad. 

Más tarde, gracias a un grupo de mujeres del Colectivo Sabuesas Guerreras, encuentran un cadáver, detrás del aeropuerto, simultáneamente ocurre una persecución rumbo a santa fé, de militares y policías a unos hombres que lograron bajar de la camioneta, dejando armas, cargadores y artefactos poncha llantas, para darse a la fuga.

El viernes continuaron los asesinatos, en las primeras horas de la madrugada, tres jóvenes que estaban en una baqueta fueron rafagueados, dejando dos muertos y solo uno con vida. A medio día un hombre armado asalta dos Bancos de Coppel. 

Esta escalofriante narración de hechos terribles, tienen el único objetivo; de apelar a su capacidad de asombro mi gente, a despertar la sensibilidad y solidaridad, pretende avivar el interés por involucrarnos en la exigencia de justicia, de rechazo a la violencia, de alto a la impunidad, sea cual sea el motivo; coyuntural, de reacomodo de fuerzas de los grupos delictivos o del estadio de tierra de nadie, no esperemos a que nos toque a nosotros o a un ser querido, para participar, unirnos y contribuir en la reconstrucción del tejido social, si bien es cierto algunos dirán que esto no es novedad en Sinaloa, también es cierto que se había logrado una disminución importante. Soy una convencida del poder de la ciudadanía cuando nos organizamos. Pero…
¿Y sus resultados Gobernador Rubén Rocha Moya? ¿Y su coordinación con el Gobierno Federal? ¿Nos dejaran en el abandono en esta ola de violencia, tal como en los programas y recursos? ¿Éste es el costo por llegar al poder en una elección a punta de pistola y de levantones? 

Síguenos en

Temas

  • Desde las calles de Culiacán