Selecciona tu región
Opinión

#SOSCUBA #SOSMÉXICO

DESDE LAS CALLES DE CULIACÁN

  • Desde las calles de Culiacán

Por Paola Gárate

-

En Cuba se está viviendo la mayor protesta desde hace 27 años, cientos de miles de personas salieron a las calles de las ciudades de ese país para reclamar libertad y recriminar la incompetencia del Gobierno por la escasez de alimentos, medicinas y servicios públicos. La actitud tirana y la simulación del Gobierno cubano se hace presente al desviar la atención y declarar que estos reclamos son instruidos e influenciados por el Gobierno de Estados Unidos, pero al limitar el acceso a Internet, demuestran que los verdaderos líderes de estas manifestaciones están siendo los jóvenes y se movilizan por medio de las redes sociales. Con el grito de “Libertad” y “abajo la dictadura”, las y los cubanos dejan claro que no se han rendido y aunque las acciones de opresión se han hecho presentes continúan su lucha por recuperar sus derechos, que desde hace años les han sido bloqueados. Ahora bien, como ciudadanas y ciudadanos que hemos estado viviendo un proceso de cambio de Gobierno en México, hacia uno que ha reflejado similitudes con el socialismo, tenemos que estar alertas a las situaciones que actualmente viven naciones que en su momento ondeaban la bandera de esperanza, de transformación positiva y de igualdad. Leer que el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, se refiere como “terrorismo mediático” al hashtag #SOSCUBA, es decir, al llamado de auxilio de su nación y a la solidaridad de los pueblos, es una señal más de autoritarismo y de desvalorizar una protesta social que además de ser pacífica, tiene exigencias bastante claras. Lo más sorprendente es que estas expresiones del líder nacional suenan bastantes parecidas a las del presidente Andrés Manuel López Obrador, al referirse constantemente a los grupos opositores como “enemigos de la 4T”; por igual de expresar lo que a muchos mexicanos nos gustaría ver: empatía con el pueblo cubano, apoyo moral y mediático. Tenemos mucho que aprender y podemos hacerlo desde ya, “en cabeza ajena”, porque bien decía el poeta y filósofo español Jorge Agustín Nicolás Ruiz de Santayana que quien olvida su historia está condenado a repetirla. En Sinaloa y México, ¡no nos vamos a dejar!

Síguenos en

Temas

  • Desde las calles de Culiacán
Más sobre este tema