Opinión

Para los ojos del presidente

EL ASALTO A LA RAZÓN

Por  Carlos Marín

Me escribe la lectora Brenda Hernández con la esperanza de que su mensaje lo conozca el presidente:

Soy hija de la responsable de una de las Estancias Infantiles en Hidalgo en riesgo de ver disminuido a la mitad el apoyo económico para los desayunos, la colación, la comida y la atención personalizada a los niños (una maestra por cada ocho) con instrucción, actividades recreativas y todo lo que implica la educación integral de menores, hijos de madres de escasos recursos, algunas solteras, otras muy jóvenes que trabajan o estudian, que si pierden este beneficio perderán sus empleos o la oportunidad de ir a la escuela. El programa beneficia también a cada una de las responsables de estancias, como son maestras y quienes hacen la limpieza o preparan los alimentos. 

Al eliminar este recurso, muchas estancias infantiles cerrarán y resultarán afectados todos aquellos modestos negocios y puestos de mercado que proveen los insumos para la operación integral de estos establecimientos, todos los cuales son supervisados y cumplen con los requerimientos que se les han marcado, y que incluyen cursos a las asistentes educativas, cumplen con las disposiciones de protección civil (se estudia lo mismo primeros auxilios que lo procedente en caso de incendio), equipadas con retardantes de fuego y cristales con película de seguridad. Estoy preocupada porque si mi madre pierde este recurso se quedará sin empleo y, por su edad, difícilmente hallará otro trabajo, y no será la única en esta situación, sino millares más.

Por lo pronto, estoy pensando algún plan para ser yo quien le provea su sustento. Por ahora mi madre brinda el servicio y si varias madres no lo pueden pagar, ella asume el costo.

Si el programa cambia y se les dan 800 pesos por mes (mil 600 bimestrales), no habrá una solo guardería que acepte a los niños por esa cantidad. No sabemos a quién recurrir para que el presidente Andrés Manuel López Obrador escuche nuestra versión, reconsidere su inexplicable decisión y mantenga el programa de las estancias infantiles.

Jesús Alfonso Rosales de la Hoya supone que el primer mandatario está empecinado a acabar con el programa creado por su némesis, dizque el neoliberalismo, y advierte que desde el lunes de esta semana eliminaron del portal de regulaciones el anteproyecto de reglas de operación para el programa de estancias infantiles aplicable, cuando menos, en febrero y marzo. Se está violentando la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, y quienes engañaron a López Obrador están exponiéndolo a que se le tache de dictatorial, prepotente y revanchista porque el programa nació gracias a Felipe Calderón.

Recuerda que apoyar las estancias fue el tercero de los 100 compromisos que asumió el 1 de diciembre y, aunque dice cruzar los dedos para que el presidente cumpla su palabra, parece tan decidido que no creo que la vaya a honrar...