Selecciona tu región
Opinión

Pedazos de duelo

LIENZO LUNAR

Por Diana Ornelas

-

A las vísperas del nacimiento de la primogénita de un matrimonio joven aparentemente amoroso y con buena comunicación, nace la desoladora historia de Pieces of a Woman (2020).

Martha (Vanessa Kirby) ha decidido dar a luz en casa en compañía de su esposo Sean (Shia LaBeouf). Confiados por el excelente entrenamiento que han tenido por meses para recibir a la bebé, llaman a su partera de cabecera cuando Martha comienza con dolores y su fuente se rompe.

Por desgracia para ellos, la partera a la que tanta confianza le han tomado está ocupada asistiendo otro nacimiento, por lo que deberá llegar a suplirla Eva (Molly Parker). Desde su llegada al hogar, Eva se muestra tranquila y profesional, hasta que nota una irregularidad en el ritmo cardiaco de la bebé, cuestión que la orilla a pedirle a Sean que llame a una ambulancia.

Tras dichos sucesos, encima de todo el dolor que está atravesando, Martha tendrá que lidiar con la fuerte postura de su madre, Elizabeth (Ellen Burstyn), y la caótica manera de Sean de canalizar sus sentimientos.

Durante veinticinco desgarradores minutos, en un plano secuencia entregado con maestría, el director Kornél Mundruczó nos da a conocer de viva piel lo que detonará la dolorosa historia de Martha.

Con una cámara bien posicionada y decidida nos adentra en la escena haciéndonos sentir que somos una persona más en la habitación y nos invita, con desespero, a asistir en el parto y sufrir a un lado de la joven pareja.

Y no sólo la cámara logra ese efecto en dicha escena. Durante el filme, parece alejarse un poco de la situación para dejarnos observar con recelo los acontecimientos, cambiándonos por completo el ritmo de las cosas y rematando en un final que, aunque distantes, nos hace adentrarnos de nuevo en la historia, sumando otro mar de sentimientos como al principio.

Por su parte, la guionista Kata Weber fue más allá con este relato, incorporándole metáforas, como lo es el puente en el que trabaja Sean o la obsesión por las manzanas que desarrolla Martha después de dar a luz. Tales cosas se le agradecen. Al igual que se le aplaude escribir una historia que de primera instancia podría irse por la vertiente de los juzgados o de sumergirse en el abatimiento de los protagonistas, pero que en cambio opta por retratarnos la vida de esta joven y
las formas de duelo que hay.

Además, que el mismo guion no juzgue la manera en que Martha sobrelleva las cosas y que nos presente el duro contraste con el que los otros personajes atraviesan la situación, al punto de llevar a Martha a un juicio el cual no está segura de querer que se efectúe, es un deleite de observar. 

Leer más: Sesión 11. Salud mental y tratamiento de adicciones

Asimismo, Kirby nos entregó en esta obra lo que la historia misma demandaba: una actuación sin precedentes, honesta y visceral, que dejó a la audiencia y a la crítica maravillados y que, con justa razón, es merecedora de los diversos galardones que ha recibido, pues el personaje que interpretó parecía venirle de las entrañas. Pieces of a Woman se encuentra disponible en Netflix.

Síguenos en