Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

"Pellizcadas Setenteras"

EL CUADRO
Avatar del

Por: Beatriz Acevedo Tachna

Este fin de semana estuvo lleno de una serie de festejos en honor a la cumpleañera del año que llegó al 7mo. Piso luciendo fabulosa y como ella dice "¡Terrific!" mi queridísima tía Nora E. Pedrero de González a quien la esperaba un fin de semana de sorpresas. Para empezar la que le faltaba en el pueblo de sus hijas Adriana Marily se vino desde la Madre Patria sin que ella supiera y estuvimos escondiéndola todo un día antes del gran cumpleaños. Por la mañana siguiente mi abuela Blanca M. De Tachna y mi mamá junto con mi tía Sara le organizaron un bonito desayuno con nuestras icónicas "Pellizcadas" y algunas invitadas especiales como el resto de las Gonzalez Pedrero, la tía Marisela Rodriguez de López, mi tía Pamela Careaga de Vega, la tía Alfonsina Amador de Villalobos y de visitan en el pueblo la Cheny Casillas. Obviamente el que llegó y nos encantamos fue WFTopoleón (que aun viene desprendiendo esencias Israelitas de su divertidísimo viaje de verano a tierra Santa). El caso es que hubo chorizo, frijolitos, queso fresco, nuestra deliciosa salsa tatemada, y frutita que nomás peló mi tía Pamela pero bueno, en lo que menos se lo esperaba la cumpleañera llegó, la sentamos y sin que se lo esperara le salió por la retaguarda su hija pródiga que le sacó un grito de emoción y casi una lágrima, se abrazaron y fue como de telenovela de "prime-time". El que también estaba ahí desayunando con su mamá previo a que llegaran todas las invitadas fue mi tío Rómulo que al saber que iba haber sorpresa, mitote y demás se quiso quedar a presenciar el acto para luego marcharse. Estuvimos de lo mas agusto ese viernes dando el banderazo a lo que sería todo un día de festejos sin parar para la cumpleañera que en ese desayuno estuvo regaladisima ya que no hubo quien llegara sin regalo, entre flores y mas flores, pasteles, joyitas y cosas materiales salió pero si bien cargada con la cajuela llena, chequen nomás el cuadro de la chorcha: