Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Pemex: negociación secreta

ITINERARIO POLÍTICO

La siguiente historia es una reconstrucción de hechos —casi textual—, de la forma en que se negoció uno de los puntos más complejos de la reforma energética.

Cuando ya estaba prácticamente negociada toda la reforma constitucional en materia energética, el grupo político de Ernesto Cordero planteó una última exigencia, a la que pronto se sumaron la mayoría de los senadores del PAN; sacar al Sindicato Petrolero del consejo de administración de Pemex.

El planteamiento lo hicieron los senadores azules a su líder, Jorge Luis Preciado, cuando este ya había cerrado la negociación con el PRI y con el propio presidente Enrique Peña Nieto. Por eso, Preciado se alarmó y hasta pensó que se trataba de un misil lanzado por "los corderistas" para negarse a aprobar la reforma constitucional en materia energética.

Aun así, el líder de los senadores azules consultó "el cambio de estrategia" y de señales políticas de parte de sus compañeros, con la dirigencia nacional del PAN, sobre todo porque ya habían cerrado la negociación, ya se había firmado el acuerdo respectivo, e incluso ya existía fecha para la aprobación de la reforma constitucional en el Senado.

Lo siguiente que hizo el senador Preciado al conocer la nueva exigencia del GPPAN en el Senado, fue buscar de inmediato a Emilio Gamboa. "Tengo muy malas noticias", le dijo. Luego le explicó la nueva exigencia y le advirtió que parecía un misil lanzado por Cordero para justificar que "los calderonistas" recularan al final en la votación de las reformas estructurales.

Entre sorprendido y asustado, Gamboa reviró. "No chingues, eso es imposible". Y es que frente a una nueva exigencia, sobre todo del calibre de dejar fuera del Consejo de Administración de Pemex al poderoso sindicato petrolero, era lo más parecido a colocar dinamita a la reforma energética que estaba a punto de venirse abajo.

El siguiente movimiento estuvo a cargo de Emilio Gamboa, líder de los senadores del PRI, quien buscó urgentemente al secretario de Gobernación, al que le expuso la nueva exigencia de "los corderistas". Al conocer el nuevo momento de crisis, Miguel Ángel Osorio se comunicó de inmediato a la casa presidencial, informó de lo ocurrido y en respuesta convocó de inmediato en sus oficinas de Gobernación a Emilio Gamboa y a Carlos Romero Deschamps.

Cuando Miguel Osorio empezaba el análisis de la propuesta panista —con Gamboa y el líder petrolero—, por el teléfono rojo de Gobernación llamó el senador Preciado para explicarle a Osorio la situación. Le dijo que no era un asunto suyo y menos un tema personal. En realidad "es una condición del grupo parlamentario y, sobre todo, del sector radical".

Osorio reaccionó rápidamente y convocó al mismo encuentro que encabezaba, al senador Jorge Luis Preciado. Así, en cuestión de minutos, estaban en la mesa de negociación el titular de Gobernación, Miguel Osorio, y los senadores Emilio Gamboa, Carlos Romero Deschamps y Jorge Luis Preciado.

Preciado expuso el tema y valoró la importancia de darle curso, cuando colérico, fuera de sí, el líder petrolero golpeó la mesa, se puso de pie y advirtió: "¡Ni madres..!, señor senador, eso sí que no lo van a conseguir!". Carlos Romero estaba desconocido, encaró al senador Preciado y hasta lo culpó de traición.

Frente a esa situación, Preciado se levantó de la mesa. Antes de salir del salón susurró al oído de Gamboa: "Yo no tengo por qué escuchar esto… Ese es un problema de ustedes, nosotros dejamos en la mesa la exigencia y, te aclaro, no es negociable".

Horas más tarde, Miguel Osorio convocó de nueva cuenta a Preciado. "Ya está aceptado. Sólo hay dos condiciones; la primera, no queremos escarnio ni del Sindicato ni de su dirigencia. Y la segunda, que no se haga público el tema, sino hasta el momento en que suba a discusión la propuesta".

En el fondo, el PAN aceptó modificar la eliminación del tope salarial que existe en los trabajadores de más alta calificación en Pemex. Es decir, que hasta antes de que entrara en vigor la reforma energética, los especialistas de Pemex no podían ganar más de un salario tope. La reforma eliminó ese tope y hoy los trabajadores especializados de Pemex pueden recibir un salario equivalente al de las grandes empresas internacionales.

¿Cómo convenció el PRI a Carlos Romero Deschamps para que el sindicato quedara fuera del consejo de administración de Pemex? Se sabe que fue llamado a Los Pinos y que, sobre la mesa se puso un abultado expediente de conductas poco claras de algunos de los más importantes líderes sindicales.

www.ricardoaleman.com.mx twitter: @ricardoalemanmx