Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Pena de muerte

HOY EN LA HISTORIA

La mañana del 21 de marzo de 1811, fueron sorprendidos y tomados prisioneros en Acatita de Baján, los iniciadores de la independencia de México. Hidalgo, que se rindió sin ofrecer resistencia, fue trasladado a Chihuahua con los demás jefes revolucionarios, haciéndose con él una excepción, ya que todos los eclesiásticos presos fueron trasladados a Durango.

La noticia de su prisión causó en la ciudad de México inmensa alegría. Se hicieron salvas de artillería y se lanzaron las campanas al vuelo. El pueblo se dejó arrastrar por la euforia de los realistas.

Cuando Hidalgo llegó a la villa de Monclova, el pueblo, exaltado por la propaganda virreinal, pedía a gritos su cabeza y la de los demás jefes insurgentes. Grandes esfuerzos realizaron los soldados de la escolta para impedir que la gente linchara a los independientes.

El 26 de marzo se le trasladó a la ciudad de Chihuahua, a donde llegó el 23 de abril, instruyéndosele de inmediato causa sumarísima. Como se le siguió causa militar y eclesiástica, el proceso se demoró. Todo el tiempo estuvo internado en el hospital militar, cargado de grillos y esposas. El obispo de Durango autorizó la degradación de Hidalgo, la cual tuvo lugar en el hospital y ante numeroso público que se regocijaba.

Con gran valor, caminando con paso firme y decidido, Hidalgo fue al lugar de la ejecución el 30 de julio de 1811, a las siete de la mañana. Después del fusilamiento, su cuerpo fue exhibido a la curiosidad pública.

www.historianews.com [email protected]