Opinión

Perfiles

EDUCACIÓN, HOY
Avatar del

Por: Marcos Miranda

Sólo un poco más del 60 por ciento de los aspirantes a ocupar una plaza como maestro de educación básica en el país obtuvieron calificación suficiente para cubrir lo que se llama perfil idóneo para el mismo. El restante 30 y tantos por ciento está, en los números, inhabilitados. Por ser la primera ocasión en la que se da a conocer una realidad a todas luces evidentes desde hace mucho tiempo, es necesario hacer un breve apunte al respecto. Ser maestro en México dejó de ser una tarea propia de profesionales de la educación desde hace más de 30 años. Los continuos y permanentes altibajos en la construcción de un estado educador, mínimo provocaron, si no un caos al menos una dispersión brutal del sentido de la educación en las raíces de la sociedad. Reformas, parches, reformitas, ocurrencias, urgencias y arrebatos pero sobre todo, decisiones políticoelectorales generaron un boquete en la educación normal, así como en toda la estructura de un sistema administrativo de la educación agigantado, oneroso e incapaz de tomar un ritmo propio y un objetivo concreto. Las consecuencias se pueden palpar, no sólo en los resultados de los exámenes practicados a los futuros profesores, sino también en las solicitudes de empleo de los flamantes licenciados recién graduados o en los mensajes enviados en costosos aparatos móviles o incluso en la forma en la que se construye una comunicación oral o escrita entre jóvenes profesionistas. Las fallas, omisiones y lagunas propias de un alumno de tercer o cuarto año de primaria se pueden percibir en una gran cantidad de mexicanos o sinaloenses titulados o en posgrado que se han dedicado a reproducir textos y seguir indicaciones. La mediocridad también se globalizó y ese reto es el que sigue por vencer, pues la experiencia nos dice que hacer recapacitar al que cree que sabe, es más difícil que estornudar con los ojos abiertos. Tanta simulación educativa acumulada nos va a cobrar la factura, de hecho ya empezó a hacerlo. Necesitamos ser más inteligentes para superarla.

mirandagil55@hotmail.com