Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Persecución política contra empresaria Carmen Osuna

PUNTO DE VISTA

Persecución política. La empresaria Carmen Osuna se equivocó. La propietaria de empresas como Displey que operan aquí y en otros estados del país, pensó primero que se trataba de una campaña de la exdirectora de Planeación Nadia Vega. Y es que apenas arrancó la administración feltonista y se desató una serie de acciones de hostigamiento que iban desde la amenaza de quitar los jardines que instaló por la Avenida del Mar y que mejoraron la vista, hasta la advertencia de que tenía que derrumbar parte de una construcción ubicada por la avenida Del Mar e Insurgentes. Vega salió de Planeación y quizás la empresaria Carmen Osuna pensó que el hostigamiento terminaría. Pero se equivocó. El mismísimo alcalde Carlos Felton es quien ahora se lanza contra la empresaria. Felton advirtió que se iniciará una investigación administrativa para revisar los permisos de construcción de la empresa Displey. Y no solo eso, ya adelantó que podrían derrumbar la construcción que levantó esa empresa. Carmen Osuna no midió de dónde realmente venían los ataques que su empresa estaba recibiendo. No leyó bien que cuando derrumbó unas palmeras e instaló en su lugar una área verde en pleno malecón, quien se lanzó a criticarla fue el arquitecto Enrique González Güereña. Y éste siguió presionando al interior del Ayuntamiento en el área de Planeación contra Osuna. González Güereña es el "tío incomodo" del alcalde. E aquí la equivocación de la empresaria. Ahora, Felton ya dio la cara. La persecución tiene su origen en la relación de amistad y paisanaje (es de La Noria) con el exalcalde Alejandro Higuera, a quien Felton odia ¡con odio jarocho! Así se las gastan quienes despachan en Palacio Municipal.

¡Bomba!. Todos, absolutamente todos los que se encontraban ayer por la mañana en el interior del Palacio de Gobierno en Culiacán fueron desalojados. La razón, una supuesta amenaza de bomba. Agentes policiacos y hasta militares revisaron todo el edificio. Al final todo resultó una llamada en falso. No llegó ni siquiera a "bomba yucateca". Vaya usted a saber qué encontraron los militares que se introdujeron al palacio en busca de la famosa bomba.

Consulta ridícula. Los foros de consulta convocados por la administración feltonista además de ridículos, resultaron desairados. Primero no se planearon con tiempo. No se realizaron como debe de ser las convocatorias. No buscaron primero interesar a la ciudadanía para que participara. Entonces estaban destinados como sucedió al fracaso. Que se recibieron propuestas, ¡claro! Pues hay grupos y personas que están pendientes de que se abra el gobierno a la participación. Pero pudo haber sido un verdadero triunfo ciudadano de haberse planeado bien ese programa de foros. La intención del alcalde Carlos Felton es la de armar con las propuestas lo que será su Plan Municipal de Desarrollo. Plan que por cierto ya presentó desde hace quince días el alcalde de Culiacán, Sergio Torres, mientras que el de Mazatlán apenas está pensando cómo hacerle para armarlo. Cosas de oficio político. Cosas de saber lo que se quiere. [email protected]