Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Pesca sin rumbo

GUASAVE

El sector pesquero padece una severa crisis social y económica que no tiene para cuándo puede cambiar de rumbo por la excesiva burocracia y la falta de interés de las autoridades para bajar los programas y los recursos que ya están presupuestados.

Este es el caso del llamado Propesca, para el cual se contemplan 50 millones de pesos a repartir entre los estados de Sinaloa, Sonora y Nayarit, y que no han sido entregados.

Pero este recurso no alcanza para atender la demanda de apoyo de los productores ribereños, que en conjunto requieren un subsidio de 300 millones de pesos.

El problema es que en la posibilidad de que se autorice una partida mayor se corre el riesgo de que la Secretaría de Hacienda congele los primeros 50 millones de pesos, ante la falta de un mecanismo que permita acelerar la aplicación del dinero.

Ante una realidad donde los pescadores de bahía han venido cayendo en su producción y en la que no existen esquemas de financiamiento accesible, es lamentable que los apoyos no lleguen.

El presidente de la Comisión de Pesca en el Congreso, Alfonso Inzunza, reconoce que es lamentable que no se ejerza en tiempo un recurso que ya fue aprobado por los diputados.

Así mientras la Sagarpa y Hacienda se aplican en retrasar los subsidios, en los campos pesqueros prevalece el desespero, la pobreza y la falta de un plan de gobierno que pase del discurso al verdadero desarrollo de estas comunidades.

En esta situación tendría que reconsiderarse el actual funcionamiento de la Conapesca y de las leyes relacionadas con este sector.

No se trata de impulsar medidas populistas, que al final de cuentas quedan en mentiras, sino enlazar a la pesca a toda la cadena productiva, incluyendo la comercialización.