Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Plurinominales, producto de grupos que no aportan votos

Por: Fernando Zepeda

¿Qué aportan las plurinominales? Los partidos políticos necesitan votos. Eso es la prioridad. Y en el proceso actual significa todo. Pero en el caso de las candidaturas plurinominales o también conocidas como de regalo, sencillamente no aportan votos. ¿Para qué buscarlos? Y es cierto. Ellos prácticamente la tienen en la bolsa. Las candidaturas plurinominales son producto de los compromisos y las decisiones de unos cuantos por encima de muchos que por años están luchando en las calles por ganar con votos las posiciones. Son el “regalo de consolación” para quienes aspiraron a un puesto y se quedaron en el camino. Son producto de un “proyecto muy personal”. Son todo lo contrario por lo que en estos momentos están peleando los partidos políticos: Votos. Ganen o pierdan, los plurinominales ya tienen seguro el cargo. Solo varía dependiendo de la posición en que queden en la elección. En Sinaloa, salvo el caso de Érika Sánchez, el resto de los plurinominales federales no aportan nada. Es más, algunos podrían hasta significarse en un lastre para quienes se la partirán en las calles buscando el voto. Algunos podrán presumir que son “tantos sinaloenses” los que aparecen en la lista de candidatos plurinominales. Pero ¿cuantos votos aportarán? Y lo mismo aplica para el PRI, PAN, PRD y Morena. Nadie se salva.
 

Sinaloa, la disputa por el voto. En Sinaloa el PRI se prepara a luchar barrio por barrio, sección por sección. Casilla por casilla. En los análisis realizados y en los que han incluido a candidatos a las alcaldías, diputaciones y al senado, nadie en el PRI está tranquilo. Saben que la ola que viene nacional podría arrastrarlos. Y se preparan para luchar por cada voto. Muchos de los candidatos no saben hasta hoy quién será su contrincante. Se mencionan nombres, pero nada oficial. Así por ejemplo, en el norte: Álvaro Ruelas, Ahome; Diana Armenta, Guasave, y Carlos Mario Ortiz, de Salvador Alvarado, cargan en sus espaldas la responsabilidad de sacar adelante sus campañas y las de sus compañeros de fórmula. En el centro, Jesús Valdez, Culiacán, que no anda del todo bien, tendrá que ayudar a sacar adelante al resto de sus compañeros. Y en Mazatlán, Fernando Pucheta, ya sabe que tendrá que cargar con el resto de los aspirantes y sacar también buen resultado en su búsqueda por la alcaldía. En Mazatlán se menciona con insistencia que el exalcalde Alejandro Higuera volverá a enfrentarse a Pucheta, ahora por la alcaldía. Y que Carlos Felton, que salió con una larga cola de su reciente administración municipal, ahora quiere ser diputado federal. En Escuinapa se tambalea la postulación de Hugo Enrique “El Yiyo” Moreno y crecen las posibilidad del exalcalde Mahomedalid Sánchez Luque. En Rosario, el doctor Antonio Pineda del PAN está firme, pero flaco favor le están haciendo con el nombramiento de una compañera de fórmula para diputada local. En Concordia lo menos que hay es armonía. Felipe Garzón que busca la reelección enfrenta el “desaire”, por decir lo menos, de un grupo de priistas que se quieren ir a apoyar a otros candidatos. En San Ignacio, el doctor Luis Fernando Sandoval es un excelente activo del PRI y al parecer lo piensan sacrificar porque el Panal está empecinado en nombrar candidato a la alcaldía que ni siquiera vive en San Ignacio. Craso error de quienes deciden en Sinaloa si dejan fuera al doctor Sandoval. 

En esta nota:
  • En El Blanco
  • Plurinominales
  • Votos