Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Polaridad y debates

 PUNTO DE VISTA

Por: Teresa Guerra

Polaridad y debates

Polaridad y debates

CONFRONTACIÓN. No solo en México, sino en varias partes del mundo, hay polaridad: en Brasil, con la llegada de Bolsonaro como presidente se vive una confrontación entre un gobierno conservador y las fuerzas que el pasado apoyaron a Lula Da Silva; en Nicaragua desde hace meses se han intensificado protestas en contra del presidente Daniel Ortega, que de revolucionario transitó a dictador; en Francia las protestas de “los chalecos amarillos” en contra del gobierno han llevado a una crisis a esa nación; Venezuela igual vive en crisis y confrontación política; Estados Unidos sigue polarizado, han paralizado oficinas de gobierno por la disputa en el presupuesto entre Donald Trump y representantes demócratas en el Congreso, que entre otras cosas no le autorizan los recursos que pide Trump para el muro con México.

En el país también hay mucha confrontación: con el nuevo aeropuerto y su cancelación hubo y hay mucho debate; la crisis provocada por el lamentable accidente de la gobernadora de Puebla y el senador Moreno Valle generó una ruda polémica en redes sociales con acusaciones y denostaciones entre seguidores de un grupo y otro. Hoy el tema de la escasez de gasolina en varios estados del centro del país reactivó la polaridad: grupos en defensa de López Obrador argumentan que vale la pena enfrentar el inconveniente de carecer del combustible en aras de hacer un combate a fondo al robo de gasolina; mientras que otros grupos consideran que es una estrategia equivocada que ha llevado a una crisis por carecerse del combustible. No hay punto medio, no hay afán de conciliación, no hay reconocimiento que puede haber algo de verdad en los argumentos, lo que hay es descalificación y rudeza en el debate. ¿O no?

Es cierto que se necesita combatir el fondo el huachicoleo, como se le llama al robo de combustible, y que ningún presidente del país en el pasado se atrevió a frenar ese robo al erario público, por ello ni Fox ni Calderón deben opinar sobre el tema, porque del 2000 a la fecha el ilícito creció al mil por ciento, pero también es real que se requiere hacer una estrategia bien planeada desde el gobierno federal, que no prolongue el desabasto ni motive compras de pánico. ¿O no?

POLÉMICA EN SINALOA. Finalmente, tanto el Congreso del Estado, como el gobernador, decidieron establecer mesas de negociación para debatir el tema del presupuesto para el 2019. Mientras, sigue aplicándose el presupuesto del 2018, porque así lo dispone la ley en tanto no quede firme el presupuesto para el presente año. La crisis se generó porque en el gobierno del estado subestimaron lo que significa no tener mayoría de legisladores afines al gobernador; Quirino Ordaz quiso actuar como lo hizo en 2017, envió la iniciativa de Ley de Ingresos y no abrió mucho el margen de negociación y reasignación. También en el Congreso quisieron mostrar “su músculo”, Morena hizo valer la fuerza que les da ser mayoría argumentando que debe transitarse a una real división de Poderes.

Aparte, los tiempos no les ayudaron para construir una verdadera negociación que dejara satisfechas a ambas partes; en el Congreso hay compromisos que se han construido con diversos sectores sociales que acuden a pedir apoyo de legisladores: trabajadores de la salud, educación, viudas de policías, entre otros.

El gobernador mandó ayer sus observaciones, lo deseable es que ambos Poderes sean capaces de construir acuerdos, respetando la división de Poderes, con diálogo, pero sin descuidar cumplir con los diversos sectores sociales. ¿O no?