Opinión

Polémica en puerta

Por  ROMPEOLAS .

Polémica en puerta. ¿Qué tiene que suceder en Mazatlán para que las autoridades admitan un saldo negativo en la implementación de operativos preventivos? Seguramente esta será la cuestión que se discuta en Mazatlán, donde el secretario del Ayuntamiento, José de Jesús Flores Segura, se adelantó y sostuvo que, pese a los accidentes viales en pleno malecón y la muerte de un adulto mayor en la zona de playa Cerritos y otro más que pereció luego de ser arrollado, el plan de seguridad fue un éxito. 

Tema pendiente. Hoy la atención estará concentrada en la Secretaría de Seguridad Pública de Mazatlán. Una de las razones es el reporte de resultados del operativo preventivo de Semana Santa. Pero hay otro tema pendiente: la supuesta renuncia del titular de la corporación, Ricardo Olivo Cruz. Ya desde hace más de quince días había trascendido que apenas pasara el periodo vacacional de Semana Mayor y la sobrecarga de trabajo que tiene como reto la corporación, el comandante dejaría su cargo debido a una serie de diferencias que tiene con el alcalde, Luis Guillermo Benítez Torres. Este ya ha sido cuestionado sobre esta posibilidad y durante las entrevistas no ha descartado ni admitido las versiones. Quizá hoy haya cambios, lo mismo que en otras dependencias del Ayuntamiento. La situación mantiene tenso el ambiente al interior del gabinete de Gobierno, donde en el último mes tres funcionarios han dejado sus cargos.

A qué le tuvo miedo. Sin explicación se adelantó una semana la famosa carrera de burros de la sindicatura de Sanalona, que muchas críticas le costó al alcalde Jesús Estrada Ferreiro en redes sociales, pues ante la amenaza de muchas personas que acudirían a este evento, todo indica que en el Ayuntamiento mejor decidieron adelantarlo sin importar que con esto le arruinaran los planes a quienes querían ir. Esto porque el evento fue criticado hasta por diputados, quienes señalaron que con el mismo la imagen del alcalde decaía. Lo raro fue que los principales promotores de esta carrera no fueron a presenciarla, y en el último día dejaron solo al alcalde. 

Héroes sin capa. Los que se merecen un aplauso y reconocimiento son los policías municipales y estatales, elementos de Protección Civil, Bomberos, Cruz Roja y todas las unidades de rescate y los voluntarios de organizaciones civiles, quienes sacrificaron sus vacaciones por resguardar a los vacacionistas. Por desgracia no hubo saldo blanco y se llora a quienes murieron en playas, ríos o en accidentes. Esto debido a que todavía falta mucha cultura de la prevención, ya que en algunos lugares por más que las autoridades pusieron su esfuerzo hubo personas que no respetaron los señalamientos de peligro y se metían al agua justo allí donde decía peligro. Se apreciaban muchos niños jugando en el agua mientras sus padres estaban atentos a los celulares, también muchas personas manejaron en estado de ebriedad, y así no se puede.

Falta de prevención. Durante el periodo vacacional las personas se exceden en fiestas, alcohol y diversión, por lo que no tienen una cultura de prevención y se incrementan las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos, ya que las personas no tienen sexo seguro y al estar influenciadas por las bebidas alcohólicas y la adrenalina de las fiestas ocurren este tipo de padecimientos. La Secretaría hace lo suyo con campañas, pero es cierto que aún falta que se hable de sexualidad en los hogares. Aún son muchos los padres que por temor o vergüenza no tratan este tema con los hijos, y muchos de ellos al querer disipar sus dudas se acercan a personas que no son adecuadas.