Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Polémico cambio de horario

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

El cambio de horario u horarios de verano implementado desde 1996, con el que se ordena el adelanto de una hora en el reloj, es un tema de nunca acabar, pues las reacciones que genera entre la población y los diversos sectores productivos siguen siendo tan divididas hoy como en sus inicios.

Y es que la población común y la mayoría de los comerciantes, estos últimos que por cierto adolecen de subsidios tarifarios, afirman no percibir ningún ahorro en el gasto por concepto de consumo de energía con la implementación del horario de verano, periodo en el que se supone debe beneficiar una hora más de luz generada con este ajuste en las manecillas del reloj.

Lo que sí reconocen los empresarios y hasta algunos ambientalistas, es que a nivel nacional este cambio de horario provoca un ahorro de energía y una menor quema de combustible para la generación de la misma, lo que a su vez impacta en una menor contaminación del medio ambiente.

Cierto o no, la realidad es que cada año, en el mes de abril, millones de familias mexicanas deben adelantar una hora el reloj, hecho que durante los primeros días trastoca la cotidianeidad de las personas, mismos que al final terminan por acostumbrarse.

Hoy que la polémica sobre este tema es puesta nuevamente sobre la mesa, el sector empresarial afirma que más que realizar un cambio de horario, la autoridades federales deberían abaratar los costos de energía tal y como lo prometió en campaña el hoy presidente de la República Enrique Peña Nieto, quien por cierto ayer avaló un incremento más a los combustibles, hecho que seguramente incrementará los costos de producción de la energía y muy probablemente podría empujar a la alza el costo de este último insumo.

De lo único que las familias pueden estar seguras y tranquilas, si es que se puede, es que estos cambios no afectarán su salud, pues de acuerdo con un especialista en siquiatría, sólo provoca algunos trastornos de ansiedad o insomnio que se irán corrigiendo de manera rápida.