Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Policías bajo sospecha

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

Mientras que los altos mandos de Seguridad Pública reconocen como preocupante la colusión de policías con el crimen organizado, la sociedad se encuentra muy vulnerable ante la falta de corporaciones confiables que ayuden a contrarrestar los delitos en Sinaloa.

Si bien el general Moisés Melo García, coordinador general de Seguridad Pública en el estado, señala que, tras confirmarse esta situación en Navolato, se debe trabajar en mayor capacitación de los agentes, la realidad es mucho más compleja.

Por un lado están las evaluaciones de control y confianza, donde, a pesar de que hay un alto número de agentes reprobados, ya sea por su relación con la delincuencia o por drogas, estos siguen en las calles porque los ayuntamientos no tienen recursos para liquidarlos.

Y es que aun cuando el Gobierno del Estado está gestionando una partida especial para cumplir con las exigencias de la Secretaría de Seguridad Pública federal, en los municipios no se tiene un mecanismo claro para depurar a los malos elementos.

Otro aspecto es el relacionado con la grave carencia de equipamiento, armas, patrullas y sistemas de comunicación, lo que se hace incluso más evidente en las zonas serranas.

También falta revisar el aspecto del presupuesto y de los fondos que maneja el Subsidio para la Seguridad Pública Municipal, pues con todo y que en este año Sinaloa podría recibir 183 millones de pesos, esto resulta insuficiente para las necesidades que se tienen.

Para tener una mejor policía no se puede dejar de lado, además, los bajos salarios de los agentes preventivos, frente a los sueldos que tienen las policías estatales, que ya recibieron un incremento, pues esto realmente alejaría la posibilidad de la corrupción.

Cierto es que no es cosa fácil transformar la imagen de las policías municipales, pero es posible si se conjuga una verdadera voluntad de las autoridades.