Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Políticos inflados

PUNTO DE VISTA

Con mi solidaridad y pesar a la familia del Dr. César Ordorica, quien fue una excelente persona y un gran académico.

En las nubes. Con muchas ínfulas, como si ya fuese gobernador dicen que anda el senador Aarón Irízar, quien se siente "bendecido" por el grupo del "Chilorio Power", como se le conoce a los integrantes del grupo de la región del Évora, entre estos a Heriberto Galindo y David López. Según se ha dicho, el acuerdo que ya existe es apoyarse entre ellos, para que alguno de los tres quede como candidato a gobernador. Aarón Irízar siente que es él quien tiene más probabilidades por la falta de arraigo de David López y de Heriberto Galindo, y que una vez medidos mediante encuestas, sería él quien saldría adelante. Sin embargo, el senador Irízar subestima a sus adversarios y a sus críticos, entre otros, a Jesús Vizcarra, no sólo como probable adversario, lo cual todavía está por verse, toda vez que el 'empresario de la carne' ha dicho que "no contenderá por la gubernatura en el 2018", pero no se le debiera descartar como un personaje que pueda influir ante al presidente Enrique Peña Nieto, porque una cosa es que el empresario no contienda, y otra que no opine o cuestione a los que aspiran a serlo. Hay que recordar que en noviembre del 2010, una vez pasada la campaña electoral de la gubernatura, Aarón Irízar escribió un ensayo en un libro coordinado por Marco Antonio Zazueta, denominado Punto de Quiebre, en dicho escrito, Irízar denostó y cuestionó el desempeño electoral de Jesús Vizcarra como candidato a gobernador, adjudicándole la total responsabilidad de la derrota del PRI en la contienda por la gubernatura. Dicen que a Vizcarra le cayó como balde de agua fría, que su exsocio y examigo lo cuestionara tan agriamente, en realidad las diferencias entre ellos dos venían de más atrás, por eso el rol marginal que le dieron a Aarón Irízar en esa campaña electoral del 2010, donde se llegó a decir que el senador jugó en las dos aguas, sabedor de que en Ahome, donde lo comisionaron a hacer proselitismo, el PRI y Vizcarra estaban totalmente perdidos. Pero esas sólo son unas de las muchas cuentas pendientes que tiene el senador Aarón Irízar, las de sus verdaderos críticos, son más fuertes y ponen muy en entredicho la supuesta rectitud que pregona.

No hay a quién irle. Por lo visto entre los aspirantes del PRI no hay a quién irle, unos por pintos y otros por colorados, el senador Daniel Amador, quien figura también entre los pretensos, ha sido duramente cuestionado por sus excesos y los malos manejos que practica al interior del SNTE, particularmente en la Sección 53, donde a su libre criterio, sin evaluaciones ni exámenes de por medio, sólo mediante hojas de asistencia a los actos proselitistas de la asociación Encima, se adjudican plazas y ascensos a los maestros. Para fortalecer su control, pese a que jugó con Vizcarra, en el gobierno del estado le asignaron el Issstesin, el cual maneja a su capricho, igual que la delegación del Issste y de la SEP.

[email protected]