Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Por caminos distintos

Por: Juan Ángel Ávila

Alex Verdugo y Christian Villanueva van a comenzar en diferente nivel la temporada 2018. El jardinero de los Dodgers encontró muchos obstáculos, por tanto tuvieron que enviarlo al lugar donde el año pasado conectó para promedio de bateo de .314, Oklahoma, la triple A de los actuales campeones de Liga Nacional.

Verdugo podrá subir en caso de ser necesario. Si no, tendrá que esperar su oportunidad sea por lesión o baja de juego de algún compañero. Tiene poco que demostrar en ligas menores y apenas tiene 21 años (cumplirá 22 en mayo).

Pero si no pudo quedarse en el equipo grande luego de los entrenamientos es que no pudo superar a sus compañeros. La llegada de Matt Kemp también vino a “estorbarle” a Verdugo pues el que fuera un candidato para más valioso viene ya en la veteranía de sólida campaña en Atlanta. Es probable que Dave Roberts quiera que Kemp sea ese veterano que apoye el esfuerzo de los jóvenes Dodgers.

Y mientras uno arranca en las menores el otro se ve firme para el equipo grande. Me refiero a Christian Villanueva, el utility de Padres a quien el manejador Andy Green ya lo tiene listo para arrancar con el equipo mayor.

Villanueva ha tomado rodados en segunda base, short stop, tercera base y yo supongo que lo pondrán a practicar en los jardines también. Su valía es su bate. Es lo que habla por él.

San Diego no está en posición de perderlo en waivers y por eso lo amarraron ya para el roster de arranque de temporada.

Dos mexicanos pero con distinto panorama de inicio en 2018.

LOS RÉCORDS DE LMB
Un punto de interés para las siguientes temporadas de liga mexicana de beisbol es la cuestión de los récords.

¿Se modificarán? ¿Se pondrán asteriscos? ¿Se eliminarán los anteriores?

Podemos hacer muchas preguntas pero razonando y leyendo un buen ejercicio hecho por cuarto bat se demuestra que la “vida” ha sido así siempre para el circuito veraniego en sus 93 años de existencia. Ha sido de cambios. Van más de 50 sistemas de competencia que se han adaptado.
Es por eso que marcas como la de 54 cuadrangulares de Jack Pierce quedará para siempre. Es casi imposible el empatar siquiera un récord. En los años de Pierce con la voladora pelota Comando el calendario era de 120 juegos o más en algunos años. Varias a la cantidad.

Ahora se han llegado a tener ediciones de 100, 110, 113 con todo e inauguraciones por lo que resulta descomunal en pensar llegar al récord de jonrones de la liga pues quien lo intente debe tener en cuenta que tendrá que dar uno cada dos juegos en promedio, prácticamente.

Y así como esa hay otras marcas que son difíciles de empatar porque se realizaron en calendarios más largos. LMB ha llegado a tener hasta 140 juegos.

Un pitcher que gane 20 juegos no se ha visto en mucho tiempo. Ese es otro registro que seguirá ahí.

El beisbol es de evolución. No se puede quedar donde está. Tiene que buscarse innovación. Este experimento que tiene la LMB con sus ediciones primavera y otoño resulta interesante. Vamos a sacar cuentas allá a finales de septiembre para saber cómo se dieron las cosas.